El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, calificó hoy como positivo el cese al fuego de la banda criminal “El Clan del Golfo”, pero advirtió que mantendrá la ofensiva contra dicho cartel de las drogas.

El mandatario dio la orden a las Fuerzas Militares y a la Policia de intensificar las operaciones ofensivas contra esta organización, una de las más poderosas del negocio de tráfico de drogas, que tiene su centro de operaciones en la zona bananera de Urabá, en la frontera con Panamá.

El mandatario sostuvo que si “El Clan del Golfo” decide someterse a la justicia colombiana, será “bienvenida” en alusión a un comunicado que difundió en las últimas horas a través de internet su jefe máximo, Darío Antonio Usuga, más conocido como “Otoniel”.

Esta banda criminal, que también se autodefine como “Autodefensas Gaitanistas de Colombia”, decretó desde este 13 de diciembre un cese de acciones militares durante la época de Navidad y anunció que estaba dispuesto a someterse a la justicia colombiana.

Santos recordó que su gobierno trabaja en un conjunto de normas que enviará al Congreso, con mensaje de urgencia, para facilitar el sometimiento a la justicia de organizaciones criminales como  “El Clan del Golfo”.

El mandatario sostuvo que durante este año se han incautado 410 toneladas del alcaloide, mientras que en todo el 2016 se incautaron 362 toneladas, cifra récord en comparación con años anteriores.

El presidente Santos insistió en la importancia de la colaboración internacional para aumentar la efectividad en la lucha contra el narcotráfico cuya solución es mundial.

Durante su mandato, apuntó, se han extraditado a mil 291 narcotraficantes, mientras que en la administración anterior (Álvaro Uribe Vélez) se extraditó mil 146 personas.

Anunció que en las próximas horas, “tras el concepto favorable de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, firmará la extradición de alias Don Mario (Daniel Rendón Herrera), quien está requerido por la Corte Distrital de Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York”.