La organización sin fines de lucro Internet Society destacó que es imperativo garantizar que los usuarios de Internet y los principios de acceso, elección y transparencia estén en el centro de cualquier régimen regulatorio.

En un comunicado, destacó que la neutralidad de Interent significa que un proveedor de servicios no debe bloquear, filtrar o restringir el uso de un usuario o dar un trato preferencial a un usuario final o proveedor de contenido sobre otro.

De esta forma, se asegura que sea un motor de innovación, libertad de expresión y crecimiento económico, y en algunas jurisdicciones esto puede requerir medidas políticas, reglamentarias y técnicas.

Y es que, apuntó, hoy la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos derogaría la Resolución sobre Internet Abierta 2015, que clasificó a los proveedores de banda ancha como operadores comunes bajo el Título II de la Ley de Comunicaciones.

Según la propuesta de su presidente, la FCC otorgaría autoridad sobre los proveedores de banda ancha a la Comisión Federal de Comercio (FTC).

Desde que se manifestó esta posibilidad, detalló, la comunidad de usuarios de Internet de ese país manifestó su preocupación sobre la posibilidad de que los proveedores de servicios de Internet dejen de proporcionar acceso abierto para sus clientes.

En ese sentido, los proveedores de servicios de Internet pueden cambiar sus compromisos de neutralidad de red a la luz de la próxima decisión.

Los usuarios -también podría extenderse a los de todo el mundo-, remarcan que necesitan que Internet garantice libre flujo de información, la competencia en el mercado, la libertad de elección por parte del usuario y la protección de la privacidad.

En ese sentido, Internet Society cree que es imperativo garantizar que los usuarios y los principios de acceso, elección y transparencia estén en el centro de cualquier régimen regulatorio. La Neutralidad de la red es parte de Internet libre y abierta, pero es un problema complejo.

Por lo que este caso va más allá del vecino país del norte porque, aunque sea una cuestión nacional para aquel país, el voto podría tener implicaciones globales.

"Si se quiere que Internet global se desarrolle como un motor positivo para el progreso social y económico, se debe considerar que esta votación local impacta en los usuarios de todo el mundo".