Investigadores alemanes llevan a cabo un proceso que permite trabajar con los residuos líquidos generados en la elaboración de yogurt para convertirlo en un bioaceite que puede ser empleado como combustible para aviones.

El Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) dio a conocer que el grupo de científicos encontró que por cada litro de leche usado en la preparación de productos lácteos, como el yogurt estilo griego o quesos frescos, se producen dos litros de aguas residuales llamadas suero ácido.

En su revista de divulgación, detalló que el residuo es rico en materia orgánica y debe ser tratado o transportado a granjas para su uso como fertilizante mediante su difusión en la tierra.

Señaló que para el estudio, el profesor de la Universidad de Tubingen, Alemania, Lars Angenent, usó un tanque con distintos tipos de bacterias (microbioma reactor) y un cultivo abierto, esto es que las bacterias del exterior pueden entrar y crecer de manera similar al o microbioma intestinal de los humanos.

El investigador explicó que las bacterias son seleccionadas y engañadas para alargar la columna vertebral de carbono de las sustancias químicas mediante un proceso que llamamos elongación de la cadena”.

“Mantuvimos dos microbiomas a diferentes temperaturas y los colocamos en serie. El primer microbioma caliente convierte todos los azúcares en un ácido intermedio, el mismo ácido que hace que la leche de la nevera tenga un sabor agrio si la mantienes allí por mucho tiempo”, dijo.

Lars Angenent expuso que el segundo microbioma cálido realiza la elongación de la cadena hasta que se forma un producto con seis a nueve carbonos seguidos.

El profesor sostuvo que el producto se puede administrar a los animales como un antimicrobiano, o bien, ser procesado en una refinería para convertirlo en combustible de aviación.

Debido a que el producto del microbioma del biorreactor tiene de seis a nueve carbonos seguidos, este se vuelve similar al aceite y es posible separarlo del agua en la que se produjo, con lo cual la producción del combustible es parte del desarrollo circular, donde todos los desechos se reciclan, agregó.