Migrantes que arribaron a la frontera de Sonora, con la intención de cruzar a Estados Unidos, solicitaron más apoyos para poder tener una mejor estancia temporal en lo que viajan al otro lado.

El connacional de Sinaloa, Rafael Angulo Martínez, comentó que ahora que llegará un nuevo año todas las autoridades deben pensar en más apoyos para los migrantes, “porque somos gente que no traemos ni para comer”.

Expresó que hay mucho presupuesto, porque se ve en las noticias, por eso sería bueno que destinaran más recursos para atender a quienes salieron de sus lugares de origen y buscan un mejor nivel de trabajo.

Expuso que, en su caso, sí tiene empleo en su lugar de origen, pero espera llegar a la Unión Americana, porque sabe que allá tendrá la oportunidad de ganar un mejor salario y, así, sacar adelante a sus hijos.

También el paisano de Sinaloa, José Aldape, comentó que se requiere un mayor apoyo de las autoridades para los que buscan llegar al otro lado, además de que los deben defender mejor cuando son criticados.

“Hay veces que nos tratan de criminales y así en la televisión, entonces los funcionarios deben defendernos con mucha fuerza, para que no nos ataquen”, comentó.

Explicó que en su lugar de origen también hay mucho trabajo en la cosecha de vegetales, pero espera llegar al estado de California o Arizona donde buscará ocuparse en las parcelas y ganar más dinero.

Por su parte, el Instituto Nacional de Migración (INM) dio a conocer que invirtió 64 millones 246 mil 676 pesos hasta el tercer trimestre de 2017, en programas de protección a los migrantes, principalmente con Grupos Beta, protección a infantes y repatriación segura.

De acuerdo con un informe enviado por el INM a la Cámara de Diputados, de esa cantidad, se erogaron 28 millones 473 mil 250 pesos por concepto de repatriación, en la que se incluyen alimentos, acciones de higiene, prestaciones de servicios de salud y educativos.

Para oficiales de protección a la infancia, se destinaron, hasta septiembre, 24 millones 585 mil 201 pesos, cuya mayor parte se concentró en pasajes aéreos internacionales asociados a los programas de seguridad pública, dijo.