Para que el país sea más competitivo y con ello mejoren los niveles de vida de los mexicanos, es fundamental impulsar la educación en todos los niveles, aseveró Isaías González Cuevas, dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC).

Al presentar la propuesta “2018 Año de la Productividad”, mencionó que es esencial invertir en la academia y que haya una mayor relación entre el sector productivo y las instituciones de educación superior, con el fin de crear sinergias para impulsar la productividad.

Refirió que en el caso de la central obrera se han creado grupos denominados movilizadores de la productividad que constituyen un instrumento para concientizar a sus agremiados, capacitarlos y luego implementar en las empresas las medidas para avanzar en la eficacia y eficiencia.

Pretendemos, afirmó, que la productividad no sólo impacte en el mayor número de centros de trabajo, sino que avance a integrarse a las familias de los trabajadores y a la sociedad, como un estilo de vida que aproveche la tecnología de manera eficiente para garantizar mayor productividad en las empresas.

Con ello los obreros obtendrían beneficios tangibles que no solamente garantizarán la permanencia y la estabilidad laboral sino harán posible que las industrias crezcan mejor en su nivel de competitividad y hagan posible la creación de nuevos centros de trabajo y de negocios.

Sin embargo, aclaró, es prudente reconocer que aún queda un largo trecho por recorrer, porque es necesario el que haya plena conciencia de la relevancia del tema y de su importancia ahora que nuestro país enfrenta retos muy importantes.