El director general de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), Jorge Wolpert Kuri, estimó que en 2018 se consolidará el primer programa para la adquisición de vivienda nueva para la población de no afiliados a través del financiamiento con la banca comercial.

El funcionario expuso que “en toda la historia de la institución no se había dado un programa específico para no afiliados. Estará operando en 2018. Tenemos que generar ese esquema de financiamiento a través del subsidio para que otras personas adquieran su vivienda”.

Durante este año, refirió, la Conavi tuvo acercamientos con representantes de la banca comercial como Bancomer, Santander, Scotiabank y Banorte para apoyar proyectos específicos de no afiliados para adquisición de vivienda nueva con créditos accesibles.

“Este trabajo no lo hemos desarrollado solos. Es un instrumento con la banca social y comercial. Ya existe un convenio con Bansefi, de tal suerte que el componente del ahorro se pueda dar a través de esa institución y con la Sociedad Hipotecaria Federal para efectos de las garantías, y así nos hagan un crédito más bajo”, detalló.

Wolpert Kuri agregó que una finalidad del programa es que la población no afiliada a algún programa de vivienda del gobierno, obtenga créditos más baratos en comparación con los ofrecidos por las propias cajas de ahorro con tasas de interés entre 30 y 40 por ciento.

Además, “juntos entendimos que para atender a la población no afiliada, no era posible hacerlo bajo un sólo esquema, sino que debía ser adaptado a cada región a donde hubiera tierra bien ubicada a precio accesible y sólo ahí generar proyectos con padrones específicos de población no afiliada interesada en construir su vivienda”, explicó el funcionario federal.

Aseguró que el programa generará una sana competencia, toda vez que ante el aumento en solicitudes de crédito, las tasas tenderán a bajar, "porque le tienes que dar a la gente condiciones que pueda pagar".