El grupo de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) denunció hoy la decisión de una corte de El Salvador, que mantendrá en prisión a una mujer que sufrió un aborto espontáneo, luego de haber cumplido ya una década tras las rejas.

En un comunicado, AI indicó que la decisión “es un escandaloso retroceso de la justicia”, luego de que la mujer, identificada como Teodora, fuera condenada a 30 años de prisión tras haber sufrido un aborto en 2007 en El Salvador, donde está prohibida la interrupción del embarazo, que se castiga con graves penas.

De acuerdo con AI, Teodora dio a luz a un bebé sin vida luego de presentar un severo dolor en el lugar de trabajo. La policía la detuvo mientras yacía en un charco de sangre.

Más tarde, Teodora fue sentenciada por “homicidio agravado” en virtud de la prohibición total de abortos de El Salvador, en un juicio lleno de irregularidades, de acuerdo con AI.

“La trágica historia de Teodora es una triste ilustración de todo lo que está mal con el sistema de justicia en El Salvador, donde los derechos humanos parecen ser un concepto extraño”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para América de AI.

Guevara Rosas añadió que “en lugar de castigar a Teodora por ser mujer, las autoridades en El Salvador deben analizar con urgencia su escandalosa ley antiabortista y tomar medidas inmediatas para derogarla”.