Un juez federal aplazó hasta el 13 de febrero próximo la audiencia de la exdiputada mexicana Lucero Guadalupe Sánchez López, y ordenó que continúe detenida mientras se desahoga su causa criminal en una corte de distrito en esta capital.

El juez Rudolph Contreras desestimó además la solicitud de un juicio expedito para la exlegisladora del Partido Acción Nacional (PAN) por el norteño estado de Sinaloa, en una audiencia que fue rápidamente desahogada y en la que estuvo presente la acusada.

La exlegisladora fue desaforada a mediados de 2016 tras revelarse que había visitado al narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán cuando estaba detenido en el penal del Altiplano, en el Estado de México, utilizando para ello una identificación falsa.

Sánchez López, de 28 años, enfrenta en esta corte una sola acusación de conspiración para importar cinco kilogramos de cocaína.

La exdiputada fue detenida en junio pasado cuando cruzó hacia California, a través de la frontera de Tijuana, supuestamente para solicitar asilo en Estados Unidos, y al parecer sin conocer que había un encauzamiento criminal en su contra ante una corte federal estadunidense.