El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto cerrará  su gestión “a tambor batiente” en materia de productividad y en generación de fuentes de empleo, señaló la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

También, estableció que es necesario que el país “se mantenga en la cresta de la productividad”, porque es la única forma de competir a nivel internacional, reactivar el mercado interno y que la economía nacional crezca, así como los salarios de los trabajadores.

Al participar con la representación del titular de la STPS, Alfonso Navarrete Prida, en la presentación de la estrategia “2018 Año de la Productividad de la CROC”, el jefe de Asesores de la dependencia, Javier Omar Rodríguez Alarcón, abundó que la democratización de la productividad debe entender el diálogo entre los factores de la producción.

Indicó que el sector obrero, la iniciativa privada y las autoridades federales deben encontrar fórmulas virtuosas para mejorar la calidad de los productos, tanto a nivel cuantitativo como cualitativo.

Recordó que hace cinco años en la reforma laboral se introdujo el concepto de productividad, pues en la Ley Federal del Trabajo no se hablaba de ella.

Rodríguez Alarcón resaltó que algunas organizaciones sindicales y especialistas piensan que con la productividad se perderá mano de obra y se robotizará el proceso productivo.

La realidad, dijo, es que la productividad tiene diversas motivaciones y se puede hablar de productividad con rostro humano.

Prueba de ello, aseveró, es que en lo que va de esta administración se han generado 3.5 millones de trabajos y “las historias de muchos de ellos tienen hueso y rostro humano”.

Además, agregó, se ha reducido en 600 mil casos el trabajo infantil y que esos niños ya estén en las aulas recibiendo educación, además se ha disminuido el número de accidentes y defunciones, 94 y 35 por ciento respectivamente, debido a la productividad.

Lo más importante, agregó, es mantener la paz laboral en los centros de trabajo, con el fin de mantener los empleos con salarios dignos y la competitividad de la empresa.

A su vez, el director general del Área de Productividad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Eduardo Piedra González, aclaró que muchas empresas no quieren invertir en capital humano.

Sin embargo, comentó, es fundamental que los dueños de estas industrias lo hagan con el fin de ser competitivos y que sus trabajadores estén capacitados y certificados, pues de esa manera serán más competitivos y al mismo tiempo elevarán la productividad del negocio.

Resaltó que este gobierno se puso como objetivo poner en el centro de las políticas públicas la productividad y lo ha logrado, prueba de ello, son las reformas estructurales que están en curso y dando resultados, generando un mejor ambiente de negocios y así como una mayor apertura de créditos.

Añadió que la democratización de la productividad es una gran oportunidad de acrecentar el desarrollo en las regiones que presentan más atrasos del país. “Debemos cerrar la brecha entre estas zonas así como entre los diferentes sectores productivos”.