Los powerbanks o cargadores portátiles han evolucionado a la par de los dispositivos electrónicos como celulares y tabletas, por lo que su uso es completamente seguro, afirmó la compañía mexicana MobiFree de Revko.

En ese sentido, la empresa originaria de Jalisco ofreció una serie de recomendaciones para desmitificar el uso de los cargadores portásiles de baterías, como aquel de no cargar el teléfono celular en la noche.

Este mito fue creado cuando la tecnología de las baterías de los celulares no era tan avanzada, destacó la firma en un comunicado.

Y es que, hoy en día, esta tecnología ha avanzado tanto que el propio dispositivo sabe cuándo deja de alimentar la carga, por lo que no hay riesgo de que una sobrecarga pueda dañar el teléfono, señaló.

Otro mito es dejar la batería en cero por ciento, antes de cargarla, pero lo ideal es mantener los dispositivos cargados entre el 50 y el 80 por ciento, es decir, es decir, cargar la batería de manera intermitente durante el día, en lugar de esperar una carga de 0 a 100 por ciento.

También se dice que el teléfono no se puede apagar y es todo lo contrario: “Algunos expertos sugieren que apagar de vez en cuando el teléfono puede ayudar a maximizar la duración de la batería”, resaltó MobiFree.

Sobre la temperatura, la empresa destacó que lo ideal es entre 0 y 35 grados centígrados, pues las baterías se calientan sólo con el hecho de cargarlas, por lo que añadirles calor adicional no es bueno, por ello es recomendable cargarlas en un lugar fresco y no cubrirlo mientras esté conectado a la energía eléctrica.