El diputado local, Luis Alberto Chávez García pidió que se incremente el presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec) de 217 millones de pesos a 410 millones de pesos, a fin de otorgar más apoyos a los campesinos de la zona rural capitalina.

En entrevista, el presidente de la Comisión de Desarrollo Rural de la Asamblea Legislativa, insistió en que el campo en la capital necesita más apoyo, no sólo porque ahí habita la población más vulnerable, ya que es fundamental proteger las áreas verdes para darle sustentabilidad a esta urbe, una de las más grandes del mundo.

Añadió que también promueven que en el Presupuesto de Egresos de la Ciudad de México para el 2018, haya un etiquetado de al menos 100 millones de pesos para la Secretaría de Medio Ambiente.

“Pero que vayan etiquetados particularmente para el pago de los servicios ambientales”, subrayó el asambleísta del Partido de la Revolución Democrática (PRD), al tiempo que explicó que son apoyos directos a la población que vive en áreas boscosas y que contribuye al cuidado de éstas.

Por ejemplo, dijo, en Tlalpan está la comunidad de San Miguel, Santo Tomás Ajusco, la más grande de la capital del país, con una extensión de 410 hectáreas, y llevan tres años sin entrar al programa de Preservación de Servicios Ambientales.

Sostuvo que son estos pobladores los que cuidan el bosque, por lo que se les debe apoyar con recursos públicos, que deben expandirse a Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta.

Además, señaló que al apoyar al campo, se promueve que los jóvenes se queden en sus ejidos o comunidades, de tal manera que se debe reactivar el campo para que las nuevas generaciones cultiven las tierras.

El legislador perredista comentó que contra todo lo que se cree, más del 50 por ciento del territorio de la capital del país, es rural, ya que se cuenta con siete delegaciones consideradas el cinturón verde de la ciudad.