La situación humanitaria en Venezuela es caótica, ya que la población sufre de una forma “impresionante” la falta de alimentos, medicinas y la hiperinflación, señaló hoy aquí el subsecretario de Relaciones Exteriores para América Latina y El Caribe de México, Luis Alfonso de Alba.

“Creo que si se tiene una inflación de más de dos mil por ciento, y si hay escasez de alimentos y de medicinas, pues esa es una violación de derechos humanos indudablemente, más allá de otras violaciones que hay en materia de derechos políticos y la falta de respeto a la división de poderes”, declaró De Alba a Notimex.

En el marco de su participación en la VIII Conferencia Italia-América Latina y El Caribe, el funcionario mexicano se refirió específicamente a la “falta de respeto” a la Asamblea Nacional venezolana.

También confirmó que mañana, jueves, viajará a Santo Domingo como parte de la delegación mexicana, encabezada por el canciller Luis Videgaray, acompañante del proceso de negociación entre la oposición y el gobierno de Venezuela, programado para el próximo viernes.

“Lo que está en la mesa de negociaciones es una solución integral, una solución que garantice un proceso electoral como se llevan a cabo en la mayor parte del mundo, es decir, con garantías para todos los participantes, con observación internacional, con resultados que puedan ser verificables”, dijo De Alba.

Resaltó, sin embargo, que no basta con las elecciones, pues habrá que organizar un paquete económico “importante” para poder atender las necesidades, sobre todo de carácter humanitario, de la población venezolana y el tema de la liberación de presos políticos.

“Estamos esperanzados que en las negociaciones del viernes puedan llegar las partes a un acuerdo y los cancilleres van a coadyuvar, van a apoyar a las partes para poder llegar a ese acuerdo”, subrayó.

Precisó que México participa en Santo Domingo como “acompañante” de un proceso entre venezolanos.

“Oposición y gobierno han estado discutiendo, hay un borrador en principio de acuerdo entre ellos y lo que nosotros hemos estado haciendo es apoyar ese entendimiento, primero que nada porque nos parece que la situación humanitaria en Venezuela es caótica, que la población está sufriendo”, agregó.

Por otra parte, De Alba resaltó los temas que estuvieron en la mesa de discusión en la VIII Conferencia entre Italia y América Latina, como el cambio climático, el combate a la corrupción, la seguridad o la colaboración comercial.

En la declaración final de la conferencia, los participantes acordaron intensificar y ampliar el diálogo político y la cooperación económica, científica, tecnológica y cultural entre Italia y los países de América Latina y El Caribe, así como con las organizaciones regionales.

También convinieron identificar las posibles acciones comúnes en el marco de las instancias multilaterales y desarrollar de manera conjunta proyectos de mutuo beneficio; promover la internacionalización y el crecimiento de las microempresas y de las pequeñas y medianas empresas y poner en marcha en el próximo semestre la constitución de un Foro Empresarial Italia/América Latina y El Caribe.

También se comprometieron a potenciar la colaboración para facilitar el acceso a la investigación y la tecnología, la producción y distribución de energías renovables y para la creación de redes energéticas de nueva generación.

Igualmente a apoyar los programas de fortalecimiento del estado de derecho, de prevención de la violencia, de la lucha contra la delincuencia organizada y la corrupción y a organizar en el próximo semestre un foro italo-latinoamericano sobre cuestiones de género.