El Consejo Universitario de la UNAM nombró a Estefanía Chávez Barragán, profesora emérita de la Facultad de Arquitectura, y otorgó el mismo grado a Juan Ramón de la Fuente Ramírez, de la Facultad de Medicina.

También, nombró investigadores eméritos a Hugh Michael Drummond Durey, del Instituto de Ecología; a Gisela von Wobeser Hoepfner, de Investigaciones Históricas; así como a Diego Valadés Ríos, de Investigaciones Jurídicas.

En un comunicado, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desatacó que a lo largo de 56 años de docencia, Estefanía Chávez Barragán ha impartido más de 100 cursos en licenciatura y posgrado en esta institución, así como en otras universidades del país y de Latinoamérica.

Además, abundó, ha dirigido 88 tesis de licenciatura, tres de doctorado y se le reconoce como impulsora y fundadora de la licenciatura en Urbanismo de la Facultad de Arquitectura.

En tanto que Gisela von Wobeser Hoepfner se ha caracterizado por su originalidad y creatividad en la investigación y difusión de la historia virreinal y el periodo colonial.

La UNAM señaló que sus trabajos se han centrado en la producción agrícola y ganadera, la economía y la vida espiritual, lo que le ha permitido comprender la cultura, las instituciones, la estructura de vivienda y la organización laboral de esas épocas.

Además, ha impartido cursos en licenciatura y posgrado, así como en los seminarios de Historia Económica de México; Historia Colonial; Sociedad y Cultura; y de Creencias y prácticas religiosas durante el virreinato y el siglo XIX.

Por su parte, Juan Ramón de la Fuente Ramírez cuenta con una destacada labor en docencia, investigación y difusión dentro del campo de la psiquiatría, las adicciones y la salud mental.

Tiene una trayectoria de más de 35 años en la docencia, en los que ha impartido cursos y seminarios en México, España, Estados Unidos y otros países.

Entre las distinciones que ha recibido el también exrector de la UNAM están el Premio Nacional de Ciencias y Artes, la Medalla de Honor de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas, así como 20 doctorados honoris causa de universidades nacionales y extranjeras.

En tanto, Hugh Michael Drummond Durey, por sus investigaciones sobre la conducta alimenticia y aprendizaje de las serpientes; la conducta social y reproductiva de las lagartijas; la dispersión natal, conflictos familiares y reproducción en aves marinas,es considerado el fundador de la ecología conductual en México.

Su importante producción científica y de frontera se ve reflejada en los 105 artículos –como autor único o en colaboración– en revistas como Ecology, Journal of Animal Ecology y The Quarterly Review Biology, y tres capítulos en libros internacionales.

Además, sus investigaciones cuentan con más de dos mil 100 citas, lo que le ha valido reconocimientos como el Premio Universidad Nacional y el Quest Award de la Animal Behavior Society.

Finalmente, Diego Valadés Ríos es un actor fundamental en el ámbito del derecho constitucional, en los temas de reforma del Estado y el control del poder.

En su última sesión del año, el CU de la UNAM también tomó protesta como nuevos consejeros a los directores de las facultades de Ciencias; Contaduría y Administración y de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, Catalina Elizabeth Stern Forgach, Tomás Humberto Rubio Pérez y Jorge Alfredo Cuéllar Ordaz, respectivamente, y al director del Instituto de Fisiología Celular (IFC), Félix Recillas Targa.

De igual forma, se guardó un minuto de silencio en recuerdo de la doctora honoris causa e investigadora del Instituto de Geografía, María Teresa Gutiérrez Vázquez de MacGregor; el investigador emérito del Instituto de Investigaciones Históricas, Álvaro Matute Aguirre.

Así como del investigador emérito del IFC, René Drucker Colín; el exintegrante de la Junta de Gobierno y profesor emérito de la FCA, Arturo Elizundia Charles, y el profesor emérito de la Facultad de Psicología, Serafín Joel Mercado Doménech.