Las autoridades se declararon en alerta durante la presente temporada invernal, en la que ya se registró frío de menos 15 grados, nevadas y heladas, daños en agricultura, suspensión de clases y detección de cinco casos de influenza.

La decisión de mantenerse en alerta se tomó en el seno del Consejo Estatal de Protección Civil, que acordó la coordinación interinstitucional entre el estado y la federación para atender contingencias por bajas temperaturas.

El director de Protección Civil estatal, Juan Antonio Caldera Alaniz, declarado vocero oficial para informar sobre los efectos de gélido clima, informó sobre la entrada del frente frío número 15, que traerá lluvias para el próximo fin de semana.

Subrayó que en enero se esperan bajas temperaturas, por lo que exhortaron a la población a tomar las medidas preventivas necesarias.

A la fecha hay un avance del 51 por ciento en la aplicación de vacunas y ya se detectaron cinco casos de influenza, indicó el Secretario de Salud, Gilberto Breña Cantú.

Asimismo, Gema Mercado, secretaria de Educación, dio a conocer la posibilidad de escuelas de suspender clases en caso de ser necesario, según su criterio, debido a la diversidad de condiciones climatológicas en la entidad.

En tanto, los integrantes del consejo reconocieron que existen municipios que carecen de protocolos de prevención y sistemas municipales de Protección Civil, por lo que se trabajara para fortalecerlos; además de generar planes de autoprotección.