En las inmediaciones de la Basílica de Guadalupe, a donde llegaron siete millones 280 mil peregrinos en días pasados, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) brindó 588 asesorías y atendió 75 denuncias por abusos de los comercios, sobre todo en los precios.

Esto después de haber implementado el “Programa Operativo Basílica de Verificación y Vigilancia 2017”, que inició el pasado viernes y concluyó este martes, informó el director de Delegaciones de la Profeco, Humberto Lepe Lepe.

En reunión con representantes de medios de comunicación para dar un balance de fin de año, señaló que en esos días se realizaron 80 órdenes de visitas de verificación por denuncias de los consumidores (peregrinos) que visitaron el recinto religioso ubicado en la delegación Gustavo A. Madero, de esta capital.

Apuntó que entre las principales problemáticas de consumo atendidas se encontró el incremento injustificado en los precios de los alimentos, en particular el precio del pollo rostizado, que se elevó de 150 a 500 pesos.

También se identificó condicionamiento en el servicio de hospedaje, cobros indebidos, que no se respetaran los precios anunciados en productos y servicios, no expidieron comprobantes o facturas ni cumplieron con promociones u ofertas planteadas por los comerciantes y establecimientos.

Aunque aún se desconoce la resolución respecto a la sanción que pudieran recibir los comerciales, debido a que apenas iniciará el proceso de entrevistas y audiencias, subrayó que los infractores tendrían una multa de hasta cuatro millones de pesos.

Para poder dar atención a los consumidores, indicó, el procurador Rogelio Cerda Pérez instruyó la instalación de seis módulos en las inmediaciones de la Basílica de Guadalupe: Atrio, Plaza Mariana, El Pocito, Metro La Villa, Misterios y Unidad de Servicios La Villa.

Dijo que en esos cinco días se emitieron 85 mensajes de alertamiento a los peregrinos a través de las cámaras de seguridad del C5 cada hora y en las lenguas otomí, náhuatl, mazahua y castellano.

El funcionario puntualizó que en los alrededores de La Villa fueron colocados dos mil 500 preciadores a productos y servicios, se distribuyeron 10 mil decálogos del Peregrino y hubo 60 empleados activos en el operativo por turno.

En total, acotó el funcionario, el programa de verificación y vigilancia consideró los 21 santuarios, tres iglesias y dos basílicas dedicadas a la Virgen Morena al interior de la República, con 346 visitas efectivas de verificación, 19 de infracción, 11 de suspensión; siete mil 856 productos supervisados y 116 inmovilizados, así como 12 mil 100 preciadores colocados.

Los anterior permitió dar seguimiento al tránsito de feligreses en los principales municipios que colindan con la capital mexicana y Querétaro, Toluca, en Estado de México, Puebla y Morelos, entre otras zonas del país.

Debido al desplazamiento de personal y los resultados, Lepe Lepe calificó como exitoso el operativo realizado en conjunto con autoridades de la capital mexicana, y envió sus condolencias a las familias de los peregrinos que perdieron la vida en la autopista México-Puebla, a la altura del poblado de Santa Rita Tlahuapan.