El municipio de Querétaro ya cuenta con un Reglamento de Protección Ambiental y Cambio Climático, que contiene una disposición para restringir la entrega de bolsas de material plástico en las tiendas de autoservicio.

En sesión extraordinaria de Cabildo, el alcalde Marcos Aguilar Vega recordó que en el municipio se usan diariamente dos millones de bolsas de plástico desechables, que generan ocho mil kilogramos de dióxido de carbono a la atmósfera.

Además, cada una de esas bolsas tarda en degradarse entre 100 y 500 años, dañando en ese tiempo los ecosistemas terrestres y acuáticos.

Explicó que el reglamento entrará en vigor el 1 de abril de 2018 con el propósito de convertirse en un documento rector de la política de protección ambiental, el cual incluye disposiciones que favorecen la concurrencia y la transversalidad.

“Tengo claro que proteger el medio ambiente es un principio fundamental para construir una ciudad más sostenible y con mejor calidad de vida. Bajo premisa, el gobierno a mi cargo ha impulsado la mayor política medioambiental en la historia de nuestro municipio”, dijo.

Agregó que se han integrado criterios de mitigación y adaptación al cambio climático, para cumplir de forma integral los acuerdos internacionales.