La Secretaría de Fomento Turístico de esta entidad lanzó un nuevo proyecto, con el que se busca generar un nuevo nicho de oportunidades para ese sector, a través de lo que denominó “turismo educativo” o estudiantil.

El proyecto fue denominado Plan Estratégico de Turismo Educativo y además de las autoridades del sector turístico local, participan representantes de universidades, instituciones de investigación, de formación profesional y en especial institutos dedicamos a la enseñanza del idioma español y la lengua maya.

La propuesta fue presentado por el propio secretario de Turismo de esta entidad, Saúl Ancona Salazar, quien, en conferencia de prensa, explicó que se trata de dar forma a una nueva vía para la atracción de divisas a través de atraer estudiantes de otras entidades y países del mundo para realizar una parte de su formación en Yucatán.

Aclaró que la dependencia a su cargo realizó algunos estudios previos y busco información sobre ese segmento “y lo primero que debemos de decir es que sí existe un segmento por llamarle así de personas de entre 19 y 64 años que viene a Yucatán a realizar estancias para estudiar ya sea una carrera pero en especial idiomas”.

De hecho, más del 60 por ciento llega a Yucatán para aprender español o maya y aprender y conocer de cerca el legado cultural que nos dejaron los pueblos prehispánicos y todo lo que derivó del mestizaje en esta región del país, añadió.

Ancona Salazar indicó que en el último año lograron identificar a más de mil 400 estudiantes de otras regiones y países que realizan o realizaron una estancia en Yucatán que, por lo general, fue de un promedio de seis meses o más, ya que la mayoría de la oferta educativa local está conforma precisamente en semestres.

“Durante ese tiempo los estudiantes dejan una importante derrama económica, pues ocupan hostales o casas de huéspedes, y además suelen visitar sitios que no necesariamente son los más populares en materia turística, buscan experiencias, aventuras y eso los hace también buscar algo más allá de lo tradicional”, dijo.

Por ello, esa dependencia estatal buscó unir esfuerzos con las principales universidades de la entidad y centros de investigación de la entidad para buscar juntos los mecanismos para promocionar y atraer más estudiantes.

En ese marco se unieron instituciones académicas y científicas de la capital yucateca, así de las ciudades coloniales de Izamal y Valladolid, y de localidades identificadas como mayas como el caso de Peto e instituciones que ofrecen cursos de idiomas que como se mencionó, son una de las ofertas más importantes para ese nicho.

Ancona Salazar señaló que el Plan Estratégico sentará las bases para que las próximas autoridades estatales le puedan dar seguimiento si así lo consideran, y también establece acciones para generar congresos y convenciones dirigidos precisamente a atraer “turismo educativo”.