El combate a las mafias requiere acelerar los tiempos de la colaboración judicial internacional y un intercambio rápido de las informaciones, aseguró hoy aquí el nuevo procurador italiano Antimafia, Federico Cafiero de Raho.

“Debemos ser veloces como lo es la criminalidad organizada cuando maneja los tráficos con instrumentos de comunicación modernos”, declaró el magistrado a los periodistas poco antes de intervenir en la VIII Conferencia Italia-América Latina, celebrada en la sede de la cancillería italiana.

Insistió que la cooperación judicial no puede esperar los tiempos de las rogatorias internacionales y del intercambio de informaciones entre autoridades de los distintos países.

Cafiero de Raho subrayó la necesidad de trabajar paralelamente dentro del territorio italiano en el que las mafias están enraizadas y en los países en los que las organizaciones criminales producen cocaína o se dedican a otros negocios ilícitos.

El magistrado, que el mes pasado sustituyó a Franco Roberti al frente de la Procuraduría Antimafia italaina, informó que tiene en programa viajar a México, Guatemala, Colombia, Costa Rica y a todos los países latinoamericanos en los que existe la producción y/o el comercio de la cocaína, pues la droga "es el primer instrumento de enriquecimiento de las mafias”.

En ese sentido, resaltó la importancia de que Italia mantenga con todas las naciones de América Latina un “modelo compartido”de combate a la criminalidad organizada.

Subrayó que la cocaína entra a Europa fundamentalmente a través de España, el norte del continente y también desde los puertos italianos de Gioa Tauro, Génova y Livorno.

Según el magistrado, la Ndrangheta, la mafia calabresa, que es actualmente la que detenta el monopolio del tráfico de cocaína, cuenta con sus propios “brokers”residentes en los países de Sudamérica y Centroamérica.

Asimismo, resaltó que la corrupción es actualmente el instrumento a través del cual las mafias se infiltran en los entes públicos y controlan las concesiones de obras, una de sus principales fuentes de ingresos.

“La mafia que intimida y asesina no digo que haya desaparecido, pero usa esos instrumentos en un segundo momento, solamente cuando no le queda otra opción", aclaró.

Explicó que la mafia está integrada por una “burguesía”de comerciantes, consultores, individuos capaces de detectar las mejores redes para penetrar el mercado económico y aquellas para infiltarse en los entes públicos.

“Esta es la corrupción que más nos preocupa, pues se convierte en sistema y en el primer instrumento a través del que operan las organizaciones criminales”, señaló.