La proximidad de las vacaciones decembrinas pone en alerta a los padres de familia que tendrán a sus hijos más tiempo en casa, ya que ello significa más tiempo de conectividad, sobre la que no siempre es posible tener control.

De acuerdo con Kaspersky Lab, 50 por ciento de los padres de familia considera que las amenazas a las que los niños están expuestos van en aumento, especialmente en los periodos vacacionales, cuando los menores se conectan más a internet.

La empresa detectó que uno de cada tres padres de familia siente que no tiene ningún control sobre lo que sus hijos ven o hacen en línea, aunque ya existen soluciones que permiten una mayor vigilancia respecto a sus búsquedas y actividad en redes sociales.

“La naturaleza receptiva de las mentes de los niños los vuelve muy vulnerables a las amenazas y al contenido potencialmente traumático, del cual está lleno el ciberespacio", dijo el director de Consumer Business en Kaspersky Lab, Andrei Mochola.

Por lo tanto, refirió  en comunicado, la protección parental en línea hoy en día es imprescindible y, desde luego, no debe pasarse por alto, especialmente durante las vacaciones de fin de año.