La Fuerza Aérea Israelí bombardeó hoy sitios militares del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en el sur de la Franja de Gaza, en represalia al lanzamiento de un misil en el sur de Israel la noche del martes.

Funcionarios de seguridad de Gaza informaron que los ataques de la aviación israelí impactaron varios sitios de Hamás, entre ellos una base naval al oeste de la ciudad de Khan Yunis, y otras posiciones del grupo islamista en zonas cercanas.

Tres palestinos resultaron heridos después de que los ataques aéreos israelíes golpearon dos sitios de entrenamiento de las Brigadas Izz al-Din al-Qassam, brazo militar de Hamás, según un informe de la agencia palestina de noticias Ma'an.

Un portavoz del Ejército israelí confirmó a Ma'an que los ataques aéreos fueron en respresalia por un cohete disparado la noche del martes contra el sur del territorio israelí desde la Franja de Gaza, que no dejó daños ni heridos.

"En respuesta al proyectil disparado contra Israel desde la Franja de Gaza antes, la fuerza aérea de Israel atacó un complejo militar de Hamás en el sur de la Franja de Gaza", indicó el vocero del Ejército.

Durante la última semana, los palestinos residentes en el territorio costero han disparado cohetes y proyectiles de mortero contra Israel, en medio de la ira por el reconocimiento del presidente estadunidense Donald Trump de Jerusalén como la capital israelí.

Dos combatientes palestinos murieron la víspera en un ataque aéreo israelí en el norte de la Franja de Gaza, elevando a seis el número de palestinos muertos a manos de las Fuerzas de Defensa Israelíes (IED) en los últimos días.

Los enfrentamientos entre los palestinos y las fuerzas israelíes continuaron este miércoles, por séptimo día consecutivo, en varios distritos de la ocupación Cisjordania, como la ciudad de Hebrón, donde un periodista local resultó herido.

Jóvenes palestinos arrojaron piedras a un puesto de control militar israelí en la entrada de la calle al-Shuhada que conducen a la Ciudad Vieja de Hebrón, mientras que los soldados dispararon gases lacrimógenos y granadas contra una multitud, que expresaba su rechazo a la decisión de Trump.

Varios lugareños indicaron a Ma'an que los soldados israelíes atacaron a los periodistas con granadas de aturdimiento, hiriendo al fotoperiodista Abd al-Hafith al-Hashlamon en un pie, mientras que los manifestantes quemaban la imagen de un cerdo con la cara de Trump.

Los enfrentamientos se extendieron a la entrada de la ciudad de Beit Ummar, donde jóvenes palestinos se manifestaron y lanzaron piedras contra una torre militar, ubicada a la entrada de la ciudad, mientras que las fuerzas israelíes se apostaron en los techos de varias casas de la zona para dispararles gases lacrimógenos.