Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguraron tres mil 483 pacas de musgo en el ejido de Cacalomacán, en el municipio de Toluca, Estado de México, que iba a ser comercializardo en esta temporada decembrina.

En un comunicado, la dependencia informó que durante un recorrido por la zona, se observaron cientos de pacas del producto de las especies Thuidium delicatum y Hypnum amabile esparcidos en un área de aproximadamente dos kilómetros a un costado del camino principal.

Indicó que la zona inspeccionada se encuentra dentro del Área Natural Protegida (ANP) de competencia federal, bajo la categoría Área de Protección de Flora y Fauna del Nevado de Toluca.

Mediante los protocolos de actuación, abundó, los inspectores federales solicitaron la autorización de operación emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), misma que no fue exhibida durante la diligencia.

Subrayó que por lo anterior y con base en las disposiciones de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS), se impuso como medida de seguridad el aseguramiento precautorio del producto forestal no maderable.

De acuerdo con lo establecido en esa legislación, el almacenar, transformar o poseer materias primas forestales, sin contar con la los permisos correspondientes se tipifica como infracción, refirió la dependencia.

Agregó que la persona que realice este tipo de conductas podría recibir una sanción que puede ir de una multa equivalente de 100 a 20 mil Unidades de Medida y Actualización, hasta el decomiso de las materias primas obtenidas.