Policías federales y capitalinos resguardan las inmediaciones de la sede del Senado de la República ante las manifestaciones en contra de la aprobación de la Ley de Seguridad Interna.

En la esquina de la Avenida Insurgentes y Madrid se concentra el mayor número de manifestantes, que están bloqueando el acceso de senadores y trabajadores al recinto legislativo.

Elementos de la Policía Federal y de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México instalaron varios filtros de seguridad con vallas para evitar el ingreso de inconformes al recinto en las calles Madrid, Paris y Antonio Caso.

Se prevé que este miércoles continúen las negociaciones y cabildeos entre los grupos parlamentarios para avanzar en un dictamen de la Ley de Seguridad Interna, la cual plantea regular la actuación de las fuerzas armadas en labores de seguridad pública en estados y municipios.