– El exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma y el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges, recogieron hoy el premio Sájarov a la Libertad de Conciencia, que este año reconoció los esfuerzos de la oposición democrática venezolana en la defensa de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

El galardón, dotado de 50 mil euros, fue entregado por el presidente del Parlamento Europeo (PE), Antonio Tajani, en una ceremonia celebrada en la sede de la institución, en Estrasburgo (Francia).

Se destina a los 391 presos políticos que al 22 de octubre pasado había contabilizado el Foro Penal Venezolano, y a la Asamblea Nacional (AN) legislativa virtualmente proscrita por el gobierno de Nicolás Maduro.

“No puedo estar feliz ni contento recibiendo este premio sabiendo que en las mazmorras de Venezuela permanecen privados injustamente de su libertad más de 300 presos políticos”, dijo Ledezma.

“Este premio estará en las tumbas de los jóvenes escuderos que derramaron su sangre en las calles de Caracas y de todos los pueblos del país, jóvenes que no llegaban a los 20 años de edad, que lucharon por una democracia que no llegaron a conocer”, aseveró.

Borges dedicó el galardón a “los 127 venezolanos asesinados durante la represión brutal de las protestas pacíficas” y prometió que los miembros de la oposición “no dejarán de luchar hasta ver una Venezuela libre y de todos los venezolanos”.

El Sájarov es “un reconocimiento para la madre que se priva de comida para alimentar a sus hijos, para el niño que hurga en la basura para saciar su hambre, para el abuelo que se mengua por la falta de medicamentos”, añadió.

Con el premio, la Eurocámara espera contribuir con la presión internacional para que el régimen de Caracas libere a los presos políticos detenidos “de manera arbitraria e injustificada” y encarcelados “sin juicio”, y para que respete la Constitución nacional y la separación de poderes, que son “la base de la democracia”, expresó el presidente de la institución.

“Queremos que el país regrese a la democracia, a la dignidad, a la libertad. El objetivo es solucionar la crisis económica y humanitaria, favorecer el regreso a la libertad de expresión para las personas y los medios de comunicación”, dijo.

Tajani también criticó la decisión de Maduro de prohibir a los partidos de la oposición de presentarse a las elecciones presidenciales, un acto “antidemocrático”.

“La situación no puede seguir así”, afirmó al respecto, proponiendo, a la vez, enviar una misión electoral parlamentaria para acompañar los comicios en el país sudamericano.

Partidos de extrema izquierda en la Eurocámara, como el español Podemos, han criticado la elección de la oposición venezolana para el galardón.

“La UE se equivoca al creer que la concesión de este galardón a un movimiento de parte como es la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) contribuirá a que se alcance en Venezuela una solución política basada en el diálogo”, defendió Miguel Urbán, portavoz de Podemos en el PE.

El partido español considera que Venezuela experimenta una “progresiva normalización democrática” y se encuentra “inmerso en un proceso de diálogo limpio” luego de los dos comicios celebrados en el país en el último trimestre “en total ausencia de violencia”.

Los otros finalistas de esta edición fueron la activista guatemalteca Aura Lolita Chávez Ixcaquic, integrante del Consejo de Pueblos Ki'che (CPK), y el periodista y dramaturgo sueco-eritreo Dawit Isaak, encarcelado en 2001 por denunciar la represión política en Eritrea.

El pasado año el reconocimiento fue otorgado a las refugiadas yazidi Nadia Murad y Lamiya Aji Bashar, quienes sobrevivieron a la masacre perpetrada por la organización terrorista Estado Islámico (EI) contra su minoría étnica.

El Premio Sájarov fue creado 1988 en memoria del disidente político ruso Andrei Sájarov y se concede anualmente, con el objetivo de dar resonancia global a situaciones de injusticia.