El Congreso de Filipinas aprobó hoy extender un año la ley marcial en la sureña provincia de Mindanao, a fin de combatir a los terroristas que operan en la zona.

Tras cuatro horas de deliberaciones, 240 legisladores votaron la extensión de la medida que solicitó el presidente Rodrigo Duterte, mientras que 27 rechazaron la propuesta, informó la cadena televisiva ABS-CBN.

La ley marcial que se impuso en mayo de este año estará vigente hasta diciembre de 2018 para hacer frente a la amenaza terrorista.

A finales de octubre el ministro de Defensa, Delfín Lorenzana, anunció la liberación de la ciudad de Marawi que los terroristas vinculados con el Estado Islámico (EI), mantenían en su poder desde mayo, indicó la agencia Sputnik.

En dicho periodo, los combates causaron más de mil 100 muertos y la práctica destrucción de la ciudad que antes del conflicto albergaba a unos 200 mil habitantes.

El periodo inicial limitado a 60 días por la Constitución fue ampliado en julio por el Parlamento hasta el 31 de diciembre próximo.

En Filipinas la medida ha generado una fuerte polémica, ya que los opositores creen que el mandatario trata de emular al expresidente Ferdinand Marcos (1965-86), quien empleó la ley marcial entre 1972 y 1981 para suprimir la oposición.