El Congreso de Nuevo León aprobó por unanimidad la eliminación al cobro de impuesto sobre tenencia vehicular, para el ejercicio fiscal 2018.

La derogación del citado gravamen en la Ley de Ingresos estatal tiene por objetivo apoyar la economía familiar, dijo el diputado local, Cosme Leal Cantú, al dar su respaldo al dictamen presentado al pleno de la LXXIV Legislatura estatal.

En el dictamen, suscrito por el Ejecutivo estatal y aprobado con 36 votos en lo particular y en lo general, se estableció que solamente se cobrará la tenencia a los ciudadanos que tengan pagos pendientes.

Asimismo, se plantea hacer un esfuerzo adicional en medidas administrativas, a fin de incrementar los ingresos propios a través de una mayor eficiencia recaudatoria.

“Avalamos los pronósticos de ingresos por un monto de 95 mil 655 millones de pesos, es una estimación realista con base en los registros históricos de recaudación”, señaló el legislador local.

“El punto más importante de la Ley de Ingresos es la derogación definitiva del impuesto sobre la tenencia y uso de vehículos, en la Ley todavía se contempla el Impuesto Sobre la Tenencia o Uso de Vehículos como un impuesto sobre el patrimonio es para efectos de cobranza de los deudores morosos”, dijo.

Por ello, “todo aquel propietario de vehículo con pagos pendientes será invitado a pagar, la expectativa del Estado es recaudar 230 millones de pesos por dicho concepto”, enfatizó.

Por su parte, el diputado Eugenio Montiel Amoroso expresó que con esta derogación “se ésta honrando una palabra muy importante que el Ejecutivo comprometió con este Legislativo que era reducir la tenencia o eliminarla por completo”.

Durante la sesión ordinaria de hoy, también se aprobó la Ley de Ingresos de los Municipios del Estado para el año 2018, y diversas disposiciones del Código Fiscal del Estado de Nuevo León.