La Cámara de Diputados aprobó con 345 votos reformas a la Ley General de Educación, en el sentido de instituir el interés superior de la niñez como parte de los criterios que orientarán a la educación que imparta el Estado.

La legisladora panista María del Rosario Rodríguez Rubio sostuvo que el derecho a la educación es indispensable para el desarrollo integral de la persona; por lo cual es preciso reconocer el principio de interés superior de la niñez y sus consecuencias en este ámbito.

En ese sentido, agregó que el dictamen turnado al Senado de la República y que modifica los artículos 2, 4, 7, 8, 11, 13, 14, 33, 75, 76, define los términos de acoso escolar, la educación inclusiva y la normalidad mínima.

Dijo que se establece como una atribución concurrente entre las autoridades federales y locales la elaboración de protocolos de actuación sobre situaciones de acoso escolar.

"Además, se instaura como una infracción de quienes prestan servicios educativos en realizar, promover, propiciar, tolerar y no denunciar actos de acoso y violencia escolar", afirmó.

La diputada destacó que la Ley General de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes contiene avances en el reconocimiento y protección a las garantías de la niñez y la adolescencia, por lo que su armonización con la Ley General de Educación abonará al ejercicio pleno del derecho a la educación de calidad de cada individuo.

Subrayó que el fin primordial del proceso educativo debe ser la formación integral de cada persona para desplegar de la manera más amplia posible sus valores, capacidades, talentos, aptitudes y habilidades.