Las celebraciones por el 486 Aniversario de la aparición de la Virgen de Guadalupe, dejaron saldo blanco en Michoacán, e incluso en Morelia, autoridades municipales reportaron que más de 450 mil personas estuvieron en la zona del Santuario de Guadalupe, del primer cuadro de la capital michoacana.

En este sentido, el Ayuntamiento de Morelia dio a conocer que un total de 250 trabajadores del departamento de limpia trabajaron en la zona desde el pasado 11 de diciembre, a fin de garantizar que el lugar se mantuviera en buenas condiciones para los visitantes.

Se detalló que al primer corte y antes de que concluya la celebración se tiene un acumulado de mil 600 toneladas de basura captada.

Los empleados municipales que trabajaron en el lugar fueron apoyados por ocho vehículos tipo volteo, 3 camionetas de 1.5 toneladas y 7 camiones de separación.

En tanto el coordinador de Protección Civil y Bomberos de Morelia, Eduardo Ramírez Canals, dio a conocer que entre el 10 y 12 de diciembre se brindó atención médica a un total de 35 personas de las cuales 20 fueron mujeres y 15 hombres, mismas que presentaron emergencias como hipertensión y heridas de menor gravedad.

En este tenor, Ramírez Canals dijo que ningún atendido se vio en la necesidad de ser trasladado algún hospital y su salud fue reestablecida en el lugar de los hechos.

Recordó que con el objetivo de garantizar el orden social y la tranquilidad de los miles de feligreses que se dieron cita en la Calzada Fray Antonio de San Miguel y en el Santuario de Guadalupe, el Ayuntamiento de Morelia, implementó un operativo permanente de inspección, vigilancia y auxilio, en particular en este 12 de diciembre.

En el operativo se involucró a diversas instancias municipales, como la Dirección de Salud, la Secretaría de Servicios Públicos y por supuesto la Policía de Morelia, 222 uniformados a pie, en patrulla, motociclistas, investigadores y elementos de respuesta inmediata.

Éstos, fueron distribuidos en las inmediaciones de la Calzada Fray Antonio de San Miguel y del Santuario de Guadalupe para garantizar que la convivencia entre los presentes se llevara a cabo de manera pacífica y con la respuesta inmediata que demande la eventual emergencia que pudiera surgir.