La Cámara de Diputados aprobó cambios a la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, para que la política del Ejecutivo federal incorpore principios de desarrollo sostenible, crecimiento económico, medio ambiente e igualdad de género acordes con los instrumentos internacionales de los que México sea parte.

El documento avalado con 393 votos y remitido al Senado de la República para sus efectos constitucionales, agrega que la Comisión de Igualdad de Género consideró menester aprovechar cualquier área que sirva para fomentar y articular el empoderamiento de la mujer en cualquier ámbito o situación social.

Indica que es prioritario incorporar a la legislación programas y políticas públicas que atiendan situaciones sociales e individuales, no hacerlo deja de lado a 50 por ciento de la población que podría convertirse en una fuerza constructiva en pro de las comunidades.

Señala que esto, además, tendría como beneficio adicional un reconocimiento expreso de las capacidades de la mujer para llevar a cabo cualquier empresa que se le entregue en condiciones igualitarias, incluso superiores, a las de su par masculino.

Al respecto, la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Laura Nereida Plascencia Pacheco, explicó que “lo que se propone con esta reforma es la igualdad entre mujeres y hombres y que la política pública contenga dentro de sus diferentes propósitos cumplir los objetivos del desarrollo sostenible en el marco de la igualdad”.