El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad de 362 votos el dictamen que reforma el numeral 2 del artículo 109 de su reglamento, a fin de establecer que las reservas son propuestas de modificación, adición o eliminación de uno o varios artículos al proyecto.

La modificación, que será publicada en el Diario Oficial de la Federación, pretende instituir en el Reglamento de la Cámara de Diputados la figura jurídica parlamentaria de la adición o adenda de artículos que no se encuentran incluidos en el proyecto a discusión.

De esta forma, deja de ser una simple práctica parlamentaria, y con ello a su vez atiende los derechos humanos constitucionales de seguridad jurídica y legalidad que deben contener todos los actos de autoridad, entre ellos, los del Poder Legislativo.

Además, se aportan reglas claras y viables, porque emanan de la práctica reiterada a través de acuerdos parlamentarios para contribuir a las soluciones ante omisiones y lagunas del Reglamento de la Cámara de Diputados.

El dictamen, promovido por la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, plantea enriquecer la normatividad que regula la actividad de los legisladores en la Cámara de Diputados y mejorar el funcionamiento de los órganos internos.

Esto, ante la cada vez mayor pluralidad de fuerzas políticas que la integran y la exigencia de la ciudadanía por un trabajo eficiente, eficaz y apegado a la ley.