Con dos nacimientos monumentales y más de mil 200 adornos artesanales, el sureño estado mexicano de Campeche anima ya la Navidad en los Museos Vaticanos y otros sectores de la Santa Sede.

Este día se inauguró el montaje de un árbol navideño de grandes dimensiones ubicado en el vestíbulo principal de las galerías papales y que ha sido adornado con decenas de artesanías realizadas por indígenas mexicanos.

De la ceremonia de inauguración participaron Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador de Campeche, acompañado por el cardenal Giuseppe Bertello, gobernador del Estado de la Ciudad del Vaticano y Barbara Jatta, directora de los Museos Vaticanos.

El momento fue introducido por las danzas ejecutadas por algunos miembros del Gran Ballet Folclórico de Campeche, quienes bailaron fandango y portaron la tradicional “cabeza de cochino”, una maqueta con cintas alusivas que sirvieron para la inauguración.

“Aquí hay un gran flujo de visitantes, más de dos millones en este tiempo en el que estará la muestra cultural. Trajimos la artesanía hecha por las manos de campechanos, de hombres y mujeres que trabajan todos los días, son nuestros bailes, son nuestras festividades”, señaló Moreno Cárdenas a Notimex.

La exhibición Navidad Mexicana en el Vaticano alcanzó 10 años de vida, justo cuando se cumplen 25 años de relaciones diplomáticas entre México y la Santa Sede, además de festejar 500 años de la primera misa celebraba en territorio de Campeche.

Como cada diciembre, un estado mexicano ofrece los adornos para diversas salas vaticanas. Además del árbol, un nacimiento realizado con la técnica de piñata fue ubicado en el ingreso de los museos. Otro pesebre y un árbol fueron colocados en el Aula Pablo VI, la sala de las audiencias papales.

“Queremos mostrarle al mundo nuestra artesanía. Traemos el sombrero de jipi, que es una tradición muy importante, los bordados de punto de cruz que hacen nuestras artesanas, nuestras hamacas, distintas artesanías realizadas a base del cuerno del toro”, explicó el gobernador campechano.

Además de participar este día en la misa presidida por Francisco en honor de la Virgen de Guadalupe, el mandatario asistirá la mañana de este miércoles a la audiencia pública del Papa y al término podrá saludarlo.

En ese momento le regalará, entre otras cosas, una casulla y una estola, ambas prendas litúrgicas con finos bordados en punto cruz, además de un sombrero típico del sureste mexicano.

“Le vamos a decir que México lo quiere mucho, que estamos orgullosos de tener un Papa como él que ha guiado bien a la Iglesia católica en su decisión clara de transformarla y hacerla de la gente, del pueblo, cercana a los más necesitados”, apuntó el gobernador.

Unos 350 artesanos procedentes de 20 municipios de Campeche prepararon, durante seis meses, las mil 200 artesanías distribuidas en los dos árboles del Vaticano. Los dos nacimientos monumentales fueron realizados por el artista César.

Los bordados en punto cruz fueron trabajados por 150 artesanas. Ellas confeccionaron, entre otras cosas, las 90 piezas de la lotería campechana y pequeñas blusitas tradicionales.

Otros artistas se ocuparon de fabricar sombreros de jipi para dama y caballero, ángeles, muñequitos, coronas y estrellas de holoch, campechanitas de trapo, corazones grandes de textil, pajaritos y piñatas.

Como parte de la manifestación Navidad Mexicana en el Vaticano, al mediodía de este miércoles se inaugurará una muestra fotográfica sobre paisajes campechanos en las inmediaciones de la Plaza de San Pedro.

Luego, por la noche, se llevará a cabo una exhibición gastronómica con platillos típicos de esa zona del país, en el atrio del Aula Pablo VI.