La Secretaría de Protección Civil en Guerrero reportó temperaturas variadas debido al frente frío número 15, ya que en municipios de la zona Centro, Montaña y Norte el valor más bajo se presentó en el municipio de Olinalá con 4 grados centígrados.

Mientras que en el municipio de Arcelia, en la región de la Tierra Caliente se reportó la temperatura más alta con 42.5 grados y en Zihuatanejo en la Costa Grande 36 grados.

En entrevista con Notimex, el titular de Protección Civil en el estado, Marco César Mayares Salvador informó que en Guerrero no hay una alerta por los bajos valores, pero pidió a la ciudadanía tomar las medidas preventivas por los cambios bruscos de temperatura.

Dijo que en la entidad el principal problema que se presenta es el uso de hornillos y anafres dentro de las viviendas y eso ha generado la intoxicación de las personas que ha llegado hasta la muerte.

Dio a conocer que a partir de la segunda quincena de diciembre empezará la temporada más fría hasta enero, con pronósticos de un descenso en el termómetro con 3 o 4 grados centígrados en municipios de la Montaña, Centro y Norte.

El funcionario estatal, dijo que en estos municipios donde se pronostica el descenso de las temperaturas se les brindará despensas, cobertores, ropa abrigadora y atención médica para atender las enfermedades respiratorias y en la piel.

Recomendó extremar medidas de prevención con los cambios bruscos de temperatura, sobre todo en niños y personas adultas mayores, quienes son más propensos a las enfermedades respiratorias.

El pronóstico para las próximas horas es de cielo medio nublado y ambiente muy frío en las zonas altas durante la noche y el transcurso de la mañana, por la entrada al territorio nacional del nuevo sistema frontal número 15 junto con su masa de aire frío.

En la temporada de frío, se sugiere utilizar ropa gruesa y evitar salir a la intemperie, cubrir boca y nariz en lugares fríos, evitar el uso de anafres o fogatas en sitios cerrados, tomar abundantes líquidos ricos en vitaminas A y C, lavarse las manos constantemente y acudir al médico ante cualquier síntoma de enfermedad respiratoria.