El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general, con 360 votos, el dictamen que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley General de Cambio Climático, a fin de que México cumpla con el Acuerdo de París en la materia.

El dictamen establece fijar las bases para que México contribuya a ese acuerdo, ya que es un programa e instrumento para mitigar fenómenos meteorológicos y tiene entre sus objetivos mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de dos grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales.

Asimismo expone que el país se comprometió a reducir de manera no condicionada un 22 por ciento sus emisiones de gases de efecto invernadero y 51 por ciento las de carbono negro a 2030, con respecto a la línea base.

Indica que la reducción de gases se conseguirá con el compromiso de diversos sectores como transporte; generación eléctrica, residencial y comercial; petróleo y gas; industria; agricultura y ganadería, y residuos.

Además la Federación debera elaborar, actualizar y publicar la Política Nacional de Adaptación; asimismo, tomar medidas para hacer frente al cambio climático respetando los derechos humanos y a la salud, así como las garantías de los pueblos indígenas.

Define conceptos como contaminantes climáticos de corta vida; contribuciones determinadas a nivel nacional; carbono negro; Política Nacional de Adaptación y Sistemas de Alerta Temprana.

Al fundamentar el documento, enviado al Senado para sus efectos constitucionales, la presidenta de la Comisión de Cambio Climático, Ángeles Rodríguez Aguirre, comentó que las adversidades climatológicas son el problema más grande que enfrenta la humanidad y se debe dar la batalla para revertir el daño hecho al planeta.

Por Morena, María Chávez García dijo que las emisiones de gases de efecto invernadero afectan la temperatura del planeta, lo que genera tormentas cada vez más fuertes, al igual que sequías y otras condiciones climatológicas extremas. “Todos los países que firmaron el pacto se comprometieron a combatir los efectos del cambio climático”.

A su vez, la diputada perredista Cecilia Soto González consideró que faltaba en el marco legal una alineación con el Acuerdo de París. “Este dictamen contrasta con el gobierno de Estados Unidos, que es negacionista ante este problema”.

En lo particular se avaló la reserva al segundo artículo transitorio del dictamen propuesta por la diputada Cecilia Soto González.

Ello a fin de establecer que las bases preliminares del sistema de comercio de emisiones o cualquier otra disposición necesaria para su establecimiento se publicarán en el Diario Oficial de la Federación en un plazo máximo de 10 meses, a partir de la entrada en vigor del decreto.