El proyecto integral de rehabilitación que el Gobierno de la Ciudad de México realiza en Eje 1 Norte dará mejor imagen a esa zona, que este martes avanzó a la pintura de fachadas y graffiti artístico en algunas bardas y cortinas metálicas.

En el lugar, la subsecretaria de Gobierno, Patricia Mercado, dijo que el programa de pintura en fachadas, apoyado por el Programa de Empleo Temporal, contribuirá al ingreso de algunas personas que han disminuido su actividad comercial durante el desarrollo de las obras.

Detalló que este trabajo es parte de la rehabilitación del Eje 1, la cual fue  acordada con las organizaciones de comerciantes. "Ya arreglamos banquetas, agua, drenaje, asfalto, abrimos espacios para que la gente camine con seguridad".

La funcionaria capitalina supervisó el arranque de la intervención en fachadas y cortinas, y estuvo acompañada por el director general del Fideicomiso Centro Histórico, Mariano Leyva.

Las primeras 30 cortinas intervenidas con graffiti artístico permitirán que 15 artistas se apropien del espacio, lo que dará a la imagen del Eje 1 Norte parte de su atractivo.

Así, aunque la zona sea de comercio en vía pública, habrá acuerdo para proveer más seguridad ciudadana para visitantes, transeúntes y los propios comerciantes, añadió.

Con ello, se ampliará la galería de arte urbano al aire libre que el Fideicomiso Centro Histórico ha desarrollado en diversas avenidas y espacios emblemáticos del Primer Cuadro.

Se pintarán las fachadas de más de 50 inmuebles a lo largo de 11 cuadras con las tonalidades autorizadas en la gama del Instituto Nacional de Antropología e Historia para edificios en contextos históricos.

En esta actividad se beneficia a unos 400 comerciantes, y se replicará en el resto del proyecto conforme se concluya la rehabilitación de cada tramo.

El proyecto integral de renovación urbana del Eje 1 Norte contempla el reordenamiento del comercio a lo largo de 1.6 kilómetros, de Avenida Paseo de la Reforma a Anillo de Circunvalación.

La finalidad es, además de mejorar la imagen urbana, recuperar el espacio público, liberar accesos a estaciones del Metro y facilitar la movilidad de los usuarios de la vía pública.

Se pretende mantener la vocación comercial, pero en un espacio ordenado y con mejores condiciones de seguridad ciudadana.

En este proyecto participan la Secretaría de Gobierno, que mantiene un diálogo permanente con los comerciantes, la Agencia de Gestión Urbana y el Sistema de Transporte Colectivo, las cuales están a cargo de la rehabilitación física de las banquetas y de las estaciones del Metro, respectivamente.