La investigadora española María Ángela Nieto Toledano fue reconocida con el Premio México de Ciencia y Tecnología, por sus aportaciones para entender el entramado molecular que desencadena el cáncer en los organismos y el descubrimiento de la proteína Snail.

El Premio México de Ciencia y Tecnología es otorgado por el Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República (CCC) desde 1990 a investigadores que contribuyen de manera significativa al conocimiento científico, distinguiéndose por el impacto internacional de sus aportaciones.

De acuerdo con la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), la doctora en biología molecular es también reconocida por identificar un gen con el mismo nombre (Snail), además de haber realizado aportaciones al estudio de la transición epitelio mesénquimal (EMT, por sus siglas en inglés).

La AMC destaca que entre sus aportes, Nieto Toledano sugirió que la reactivación de Snail podría estar implicada en la progresión de tumores cancerosos a través de la activación de la EMT en el desprendimiento de células malignas del tumor primario, constituyendo el primer paso de una cascada metastásica.

Por su parte, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) difundió a través de un comunicado que la investigadora se doctoró por la Universidad Autónoma de Madrid en 1987 por su trabajo en interacciones proteínas ácidos nucleicos, para posteriormente trasladarse al Instituto de Investigaciones Biomédicas en Madrid, y estudiar la muerte celular programada.

Detalla que en 1989 se unió al National Institute for Medical Research, en Londres, para trabajar en el aislamiento de genes implicados en el desarrollo del sistema nervioso.

En 1993 consiguió una posición de Científico Titular en el Instituto Cajal de Madrid y, desde entonces, dirige un grupo interesado en los movimientos celulares durante el desarrollo embrionario y las patologías del adulto.

El Conacyt resaltó que el Premio México busca también estimular el vínculo entre la comunidad científica del país, el Caribe, España, Portugal, Centro y Sudamérica. Agrega que el investigador acreedor debe de ofrecer una serie de conferencias en las instituciones de educación superior y de investigación científica y tecnológica de México.