El comisionado general de la Policía Federal (PF), Manelich Castilla Craviotto, se pronunció por impulsar el reencuentro entre la sociedad y sus cuerpos de policía y recuperar la figura de este último como ente de respeto.

“Hay que reencontrarnos sociedad y policías. En la medida que lo logremos, les puedo asegurar que muchos de los problemas que hoy nos aquejan, se irán solucionando”, expresó el funcionario.

“Culturalmente, se había abandonado la figura del policía como ente de respeto. Antes, el Día de la Policía, salía la gente a dar obsequios, a darles de comer. Eso se ha ido perdiendo y nosotros queremos recuperarlo; y con lo que hoy estamos haciendo, queremos dar un paso muy firme, reconocer la gran valía en estas áreas”, añadió.

En el décimo aniversario del Agrupamiento Femenil de la Policía Federal, tanto en su discurso, como en una breve entrevista, Castilla Craviotto subrayó que la institución “apuesta” a un esquema de cumplimiento estricto de los derechos humanos, “pero exigimos que se respeten también los derechos de nuestros compañeros”.

La dignidad de cada uno de los elementos policiales es muy superior cada día, en la medida en que se apegan a los derechos humanos, pero este país será también mucho más ético, mejor, el día que se voltee a ver y se respete con esa misma convicción los derechos humanos de todos ustedes”, dijo a los elementos federales.

Por ello, insistió en que “no vamos a ceder ni un ápice en exigir que los derechos humanos de las y los compañeros, sean respetados”.

Destacó que la Policía Federal, además de generar condiciones de seguridad ante la amenaza de la delincuencia organizada, protegiendo la integridad y el patrimonio de las personas, también se ha posicionado como una policía de vanguardia, altamente especializada y capaz de diversificar sus funciones.

Apuntó que ello le ha permitido consolidarse como una institución cercana a la gente, sensible, solidaria y respetuosa de los derechos humanos, además de establecerse como un organismo incluyente.