El robo de autos en Nuevo León se incrementó dos por ciento en el último año al sumar dos mil 633 unidades, de las cuales 54 por ciento fueron robadas cuando estaban estacionadas, informó la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

En su reporte de “Robo y recuperación de automóviles asegurados”, la AMIS dio a conocer que el robo de autos sigue siendo uno de los delitos que más impacta a la sociedad, “pues además de dañar el patrimonio de familias y empresas, puede incrementar otros delitos que se comenten con los autos robados”.

Refirió que de octubre de 2016 a septiembre de 2017 se robaron dos mil 633 vehículos en Nuevo León, casi dos por ciento más que el mismo ciclo del año anterior, en el que se reportaron dos mil 586 robos.

Mencionó que del total de robos que ocurren en la entidad, 46 por ciento, unos mil 218 casos, corresponde a despojos del vehículo con uso de violencia, mientras que 54 por ciento restante, mil 415 autos, sucedieron cuando la unidad estaba estacionada.

Asimismo, detalló que 60 por ciento de las unidades robadas corresponde a automóviles particulares; 14 por ciento son camionetas y pickups; el 3 por ciento son motocicletas, y 23 por ciento se refiere a equipo pesado (semirremolques, tractocamiones y camiones).

El reporte de la asociación de aseguradoras destaca que de todos los vehículos asegurados hurtados en la entidad se recuperó 57 por ciento (mil 501), cifra que rebasa la media nacional, que es de 35 por ciento.

El director general de AMIS, Recaredo Arias, indicó que el parque vehicular en el estado es de un millón 997 mil 592 autos, de los cuales 63.9 por ciento (un millón 275 mil 649) cuentan con la protección financiera de un seguro.

A nivel nacional, el número de vehículos desaparecidos representó un incremento de 27.5 por ciento respecto al mismo periodo de 2016.

“En el mismo periodo de 2016 tuvimos registro nacional de 67 mil 413 robos en todo el país, y este ciclo ocurrieron 18 mil 530 más, que suman 85 mil 943 incidentes”, detalló el directivo.

Asimismo, se ve un incremento en el uso de violencia en todo el país, pues está presente en 60 por ciento de los casos.

“Se está observando la presencia de delincuencia organizada en el robo de autos, lo que hace más difícil combatirlo, por ello se necesitan mecanismos y una mayor atención de los usuarios para proteger su patrimonio”, puntualizó.