Una docena de jóvenes pianistas de la Cátedra Ricardo Castro preparan un espectacular recital con obras de Federico Chopín, Francis Poulenc, Johan Sebastian Bach, Franz Liszt y Serguei Rajmaninov, con el que deleitarán mañana en el Auditorio Silvestre Revueltas del Conservatorio Nacional.

"Escucho a estos jóvenes y me siento impresionado con el avance adquirido desde que inició la Cátedra, en septiembre. El estudiante participa en un proceso de concurso y su premio es tener estos cursos totalmente gratuitos”, destacó David Rodríguez de la Peña, director del Conservatorio. 

Explicó que se trata de la primera gala que ofrecerán estos 12 pianistas,  interpretando obras en las que llevan tiempo trabajando y que perfeccionan a través de las clases magistrales; piezas de varios de los autores representativos de la literatura pianística.

Ángel Flores, acompañado de la maestra Vlada Vassilieva, tocará la "Sonata para piano a cuatro manos: Prelude", de Francis Poulenc; David Lozano deleitará al público con "Preludio y fuga en do menor, BWV 847", de Johann Sebastian Bach; María Fernanda Durán interpretará "Sonata en re mayor Hob XVI/33: Allegro", de Joseph Haydn; mientras que María Hanneman hará lo propio con "Die Loreley", de Franz Liszt.

Luis Villa ofrecerá a los asistentes la "Toccata", de Vitali Filipenko; Sadam Rabadán, "Balada op.23 en sol menor", de Frédéric Chopin; César Grijalva "Preludio op. 32 núm. 10", de Serguei Rajmaninov, y Saúl Ibarra "Etude-tableaux op. 39 núm.1, también", de Rajmaninov.

Del compositor Franz Liszt el público podrá escuchar también las obras El Valle de Oberman, Rapsodia húngara núm. 2, Funerales y Paráfrasis de la ópera Rigoletto, a cargo de los alumnos Marco Levi Corona, Alberto Garduño, Alejandra Pott y Luciana Muraira, respectivamente.

Ibarra, junto con los maestros Anatoly Zatin y Vlada Vassilieva, integrantes del Dúo Petrof, interpretará también "Grand Galop Chromatique para piano a seis manos", de Liszt / W.G. Leidel. Y para cerrar el concierto de gala, Luciana Muraira, Saúl Ibarra, Zatin y Vassilieva tocarán "Galop-Marcha para piano a ocho manos", de Albert Lavignac.

Todas las interpretaciones serán de un gran nivel artístico, los chicos están obligados a tocar como profesionales. El público que asista no va a relacionar la calidad de la obra con la edad del joven, aseguró el directivo.

El funcionario recordó que la Cátedra Ricardo Castro se suma a los cursos de excelencia que se imparten en dicho centro formativo del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

“Cuando abrimos la Cátedra Francisco Araiza, esta atendió a los 12 de los mejores cantantes de las escuelas del INBA (el CNM y la Escuela Superior de Música). En el caso de la Cátedra Ricardo Castro, se amplió el rango a los 12 pianistas jóvenes más sobresalientes de todo el país.

“La idea es que no inviertan tanto dinero en pagar cursos en el extranjero de manera personal, sino traerles a los grandes maestros que tiene México para que desde aquí se preparen y ya lleguen listos a otros niveles”.

La más joven de los alumnos es María Hanneman, de 11 años de edad, estudiante del sector infantil del CNM. “Es una niña que ya ha viajado por todo el mundo y afirma que su vida es la música. Todos son jóvenes realmente apasionados por este arte y también hay que reconocer el apoyo que les brindan sus padres”.

María hizo su debut el pasado 11 de noviembre en el Antiguo Palacio del Arzobispado y el 17 de diciembre se presentará en Palacio Nacional. Tocó además con la Orquesta Sinfónica de Celaya y ganó un concurso en Vancouver, Canadá.

Otro alumno destacado es Luis Villa, quien recientemente obtuvo el segundo premio en el V Concurso Nacional de Piano Claudio Herrera, en Durango, Durango; así como el primer lugar en el III Concurso Nacional Infantil Cedros-UP-Yamaha.

Luciana Muraira también ha sido reconocida recientemente, pues fue la ganadora del tercer premio, en la categoría de 16-24 años, en el V Concurso Nacional de Piano Claudio Herrera.

Esos resultados son producto del aprovechamiento que los pianistas han tenido en la Cátedra, destacó Rodríguez, quien indicó que el repertorio que estudian se elige de acuerdo con el nivel del alumno, y es el que se pide en audiciones para concursos o para ingresar a escuelas de alto nivel académico.

El objetivo es que estos jóvenes se preparen no sólo para ganar concursos, sino para atender cursos magistrales en otras partes del mundo.

Por último, el director del CNM invitó al público a que visite la página web y las redes sociales de la institución educativa para que se entere de las fechas en las que se presentarán los pianistas hasta junio, mes en el que concluirá el primer año de la Cátedra.