El presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció en la Cumbre “One Planet”, que el próximo año se iniciará la fase piloto del mercado de carbono, que será el primero en su tipo en América Latina, y ofreció su respaldo para financiar proyectos científicos contra el cambio climático.

En la reunión en la que están representados 130 países para confirmar la adopción del Acuerdo de París contra el cambio climático, el mandatario federal anunció que también se han decretado impuestos a la emisión de carbono, lo que ha permitido una recaudación de 1.3 miles de millones de dólares.

Al anunciar tres medidas para combatir el incremento de la temperatura en el planeta, Peña Nieto apuntó que de igual manera, se han creado subastas de energía eléctrica y certificados de energías limpias para promover su generación.

Junto con Canadá, Colombia, Chile y Perú, México presentó la declaración sobre el precio del carbono en las Américas “en la que no solamente participan países, sino también gobiernos subnacionales como es el caso de California, Washington Ontario y Quebec así como organizaciones internacionales”.

En el panel “Las Herramientas Económicas para Sostener la Perspectiva a Largo Plazo”, moderado por su homólogo francés, Emmanuel Macrón, aseveró que el propósito “es promover mercados de carbono intrarregionales y estandarizar sus sistemas en la determinación de precios”.

Ante líderes e integrantes de organizaciones civiles, destacó como segunda medida, que México se sumó al llamado del presidente Macron, de apoyar con recursos adicionales al Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático, con el propósito de promover soluciones científicas al calentamiento global.

Tercer medida: México ha firmado junto con Francia una iniciativa para apoyar el financiamiento de instrumentos que fortalezcan la adaptación y la resiliencia frente al cambio climático de las naciones del Caribe.

Señaló que sin duda los países más expuestos en la región del hemisferio americano, están en el Caribe, como el caso de Haití y otras naciones "y por eso quermeos apoyarles con financiamiento para generar en esos países mayor resiliencia".

En su participación, Peña Nieto sostuvo que el Acuerdo de París representa la mayor alianza internacional para combatir el cambio climático, y reconoció el compromiso y entusiasmo de los países por comprometerse a dejar un mejor futuro para las próximas generaciones.

Destacó que México fue el segundo país en el mundo en establecer una ley sobre cambio climático a partir de que adoptó los compromisos del Acuerdo de París, signado hace dos años, para lograr la transición en México y empezar a reducir la generación de gases de efecto invernadero e incentivar la generación de energía limpia.

Durante este cumbre, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, hizo énfasis en que no faltan fondos para contrarrestar el cambio climático, sino confianza para invertirlos.

Advirtió la posibilidad de que se apliquen medidas correctivas para que los países ricos cumplan con su compromiso y aporten los recursos que han prometido por cada año, pues “todos tenemos una responsabilidad para que estos instrumentos en favor del clima sean eficaces sobre todo para los países más vulnerables”.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, anunció que en los próximos tres años, la institución invertirá mil 500 millones de dólares en proyectos en esta materia, pero advirtió que a partir del 2019, no va a financiar ningún proyecto relacionado con el petróleo ni el gas.

El mandatario francés, Emmanuel Macron alertó que “estamos perdiendo la batalla; cuidado, estamos muy bien, qué bonito, es formidable, nos reunimos, nos descubrimos, parece que es un momento muy agradable, pero la verdad es que estamos perdiendo esta batalla”.