.- Una explosión sacudió hoy la planta de gas de Baumgarten, uno de los mayores centros de suministro de Austria a Rusia, Noruega y otros países de Europa, provocando la muerte de al menos una persona y 60 lesionados.

La explosión ocurrió a las 08:45 horas locales (07:45 GMT), dentro de las instalaciones de la planta de Baumgarten, al este de Viena, cerca de la frontera con Eslovaquia, al parecer por una falla técnica.

La potente detonación calcinó varios vehículos estacionados cerca del centro de distribución de gas y un gran incendio, que podría ser visto por varios puntos de la capital austriaca, según reporte de la edición electrónica del diario The Local.

En un mensaje a través de su cuenta oficial en Twitter, el portavoz de la Policía austriaca, Edmund Tragschitz, informó que la situación estaba bajo control y que una falla técnica habría causado la explosión.

"Las cosas están bajo control", escribió el vocero policial, tras confirmar la explosión provocó la muerte de un trabajador y lesiones a menos de 60 personas más, la mayoría con heridas menores.

La portavoz de la Cruz Roja en Viena, Sonja Kellner, indicó con anterioridad a la Agencia de Prensa de Austria (APA) que la detonación dejó una persona muerta y 18 heridos, los cuales fueron trasladados a un hospital cercano administrado por el organismo.

La Policía pidió que la población evitar toda la costa circular en el área alrededor de Baumgarten para permitir el acceso de los equipos del Cuerpo de Bomberos y los servicios de emergencias a la zona.

Armin Teichert, portavoz del operador del Servicio Gas Connect de Austria, informó que las operaciones en la planta fueron suspendidas por razones de seguridad, aunque descartó que el suministro al exterior se pueda ver afectado por el incidente.

El centro de distribución de gas de Baumgarten recibe anualmente unos 40 millones de millones de metros cúbicos de gas, los cuale redistribuye principalmente a Rusia, Noruega y otros países de Europa, incluidos Alemania y el norte de Italia.