La Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) realizó la 52 edición de la Expo IBQ, donde se exhiben alimentos innovadores producidos por los propios estudiantes.

En un comunicado, el IPN informó que durante 26 años se ha llevado a cabo esta Expo, en la cual los estudiantes de Ingeniería Bioquímica de los octavo y noveno semestres muestran los productos que desarrollarán y que tienen como objetivo el cuidado de la salud.

Indicó que en cada desarrollo se muestra la creatividad de los jóvenes y su habilidad para aplicar el conocimiento adquirido durante la licenciatura, a fin de elaborar productos que, por no existir en el mercado, son potencialmente comercializables.

Señaló que los desarrollos tecnológicos que se mostraron en la Expo IBQ fueron desarrollados en las plantas piloto de alimentos cárnicos, lácteos, cereales, frutas y hortalizas, bajo estrictos estándares de calidad e higiene.

Entre los productos que participaron en la muestra mencionó botana a base de frutas y verduras adicionada con proteína de pescado, queso tipo gruyere enriquecido con proteína de soya, jamón de carne de borrego adicionado con amaranto y pizza con masa elaborada a base de berenjena.

También, abundó, sazonador a base de carne de pavo enriquecido con fibra y fitoquímicos provenientes del brócoli, aprovechamiento del nanche para elaborar productos reducidos en calorías y tarta elaborada a base de maíz, frijol y amaranto apta para celiacos.

Al inaugurar el evento, el jefe del Departamento de Ingeniería Bioquímica, Raúl Chávez Alvircio, destacó que cada semestre los estudiantes cristalizan sus ideas con la guía de los profesores.

Resaltó la importancia de que continúen con esa perspectiva de creatividad para que al egresar no sean empleados, sino que aspiren a ser fuente de trabajo para otras personas.

Los invitó a realizar el estudio de mercado correspondiente para constituir nuevas microempresas que pongan al alcance de la sociedad los productos que incidan en el cuidado de la salud y como apoyo al tratamiento de distintas enfermedades.

Por su parte, Rodolfo Arturo Guerrero Huerta, profesor de la planta piloto de frutas y hortalizas, mencionó que la Expo IBQ es una muestra de los alcances que puede tener el trabajo en equipo.

Finalmente, exhortó a los estudiantes para que aprovechen la infraestructura con que cuenta la escuela, que les permite desarrollar prototipos con la calidad que marcan las normas oficiales mexicanas.