Toronto amaneció cubierto de una densa capa de nieve de 10 centímetros, que afectó algunas rutas de trenes foráneos y la movilidad de las personas para trasladarse al trabajo o escuela.

Desde anoche y por la madrugada de este martes comenzó a caer la primera nevada de este fin de año, con temperaturas que llegaron a los menos 12 grados centígrados, considerando la fuerza de vientos de 40 kilómetros por hora.

La oficina de Medio Ambiente de Canadá prevé que seguirán cayendo al menos otros cinco centímetros más de nieve.

Por la mañana el servicio de tren foráneo GO Train, que va de Ajax a Oshawa, al sur de la provincia de Ontario, tuvo que ser suspendido debido a problemas en el sistema de señalización.

La Policía de Ontario informó que se han registrado algunos accidentes debido al cúmulo de nieve y poca visibilidad, detallando que se reportaron 15 colisiones en un hora.

El sargento Kerry Schmidt dijo que al menos 10 camiones de transporte han ocasionado el cierre de algunas autopistas, aunque la situación se ha atendido de inmediato.

La municipalidad de Toronto desplegó 200 camiones con sal para derretir la nieve en las banquetas y 600 paleadoras para limpiar las avenidas.

Las autoridades ambientales decretaron una alerta climática para Toronto debido al cúmulo de nieve.

Cerca de 200 vuelos en el Aeropuerto Internacional de Toronto fueron retrasados o cancelados debido a esta condición climática. A las 09:00 horas locales 100 vuelos de llegada y 99 de partida habían sido cancelados.

En el resto del país, la costa del Pacífico todavía registra temperaturas por encima de cero grados centígrados, mientras que la costa del Atlántico está recibiendo las primeras nevadas de este fin de año con temperaturas que alcanzan los menos 21 grados centígrados con el factor viento, como en Quebec.