El Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) resolvió no interponer demanda de controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra del Congreso de la Unión y del Titular del Ejecutivo de la Unión, debido a la falta de elementos para la misma.

Lo anterior, por la expedición y promulgación, respectivamente, del Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado 31 de octubre.

En un comunicado, puntualizó que durante la discusión de este asunto, se consideró que no existen elementos para dicha demanda, toda vez que la Controversia Constitucional es un medio de defensa para proteger la competencia constitucional de los órganos del Estado.

Además en el caso particular, la Constitución dispone que la definición de los derechos de los usuarios y de las audiencias son competencia del Congreso de la Unión, por lo que no habría afectación a la competencia constitucional del Instituto.

Dicho asunto, recordó, fue propuesto por las comisionadas María Elena Estavillo y Adriana Labardini, sin embargo, no alcanzó mayoría de votos en el Pleno por las razones señaladas.

Es importante subrayar que esta decisión no implica valoraciones sobre el contenido del Decreto, sino única y exclusivamente sobre la procedencia jurídica de la vía de la controversia constitucional, en términos del artículo 105 de la Constitución.