La Fiscalía General del Estado informó que la intervención del Ministerio Público y policías investigadores durante noviembre  frustró el 94 por ciento de llamadas telefónicas de extorsión y casos de “secuestro virtual”.

La dependencia señaló que durante este periodo fueron atendidas 122 personas que recibieron este tipo de llamadas telefónicas hechas por delincuentes, exigiendo dinero a cambio de no hacerles daño a familiares que supuestamente tenían secuestrados.

Indicó que en 115 de esos reportes, los agentes de la Fiscalía de Distrito Zona Centro evitaron que se realizara algún depósito y explicaron a las víctimas el modo de operar de los extorsionadores, quienes normalmente se están internados en penales de otros estados.

Dijo que además, localizaron en buen estado de salud a las presuntas víctimas de secuestro, ya que éstas nunca estuvieron en peligro.

Agregó que los siete casos restantes, en los que las víctimas efectuaron el pago del “rescate”, fueron debidamente denunciados ante el Ministerio Público, que realiza las indagatorias para dar con los responsables del hecho.

En cuanto a extorsiones reales, sólo se presentó un caso en la zona centro del estado, en el que dos sujetos amenazaron a la víctima vía telefónica y a través de mensajes, con el propósito de que les entregara una cantidad de dinero.

Al no conseguir su objetivo, continuaron las intimidaciones y amagaron con hacer daño a la familia de la víctima e incluso quemaron la puerta de la casa de una persona allegada; tras interponer la denuncia, los agentes montaron un operativo en el que detuvieron a los responsables, los que podrían ser sentenciados a una pena mínima de 30 años de prisión.

Ante las llamadas de extorsión, la fiscalía recomendó colgar inmediatamente, evitar proporcionar información personal y de familiares, no realizar transferencias o depósitos, interponer la denuncia ante la Fiscalía de Distrito.