El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) señaló que deben publicarse las aportaciones que el Instituto Electoral de Colima hizo al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En un comunicado, indicó que este organismo autónomo ordenó al IMSS entregar una relación de los trabajadores adscritos al Instituto Electoral del Estado de Colima, que incluya la aportación patronal a las subcuentas de retiro y de cesantía en edad avanzada y vejez, así como el salario base reportado por cada empleado, del 1 de enero de 2016 al 24 de agosto de 2017.

Lo anterior, en respuesta al particular que solicitó la información a la que el IMSS respondió que se encontraba clasificada como confidencial, porque contiene datos personales y fiscales, lo que generó la inconformidad del solicitante y la respectiva interposición del recurso de revisión ante el INAI, pero en alegatos, el IMSS ratificó su respuesta inicial.

Al presentar el caso ante el pleno, la comisionada Areli Cano Guadiana expuso que la Encuesta Intercensal 2015 revela que en el país hay casi 12 millones de individuos que tienen 60 años o más, es decir, casi el doble de los registrados en el Censo de Población y Vivienda de 2000.

“Se prevé que este crecimiento se prolongue en el tiempo, pues de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina, este grupo etario representará en 2025 casi 14 por ciento de la población total, mientras que la Secretaría de Desarrollo Social estima una proporción de 28 por ciento para 2050”, destacó.

Areli Cano aseguró que en México los adultos mayores son considerados un sector en situación de vulnerabilidad, debido a que enfrentan problemas de salud, pobreza, desempleo, baja cobertura de protección social, entre otros, lo cual se agudiza cuando no cuentan con una pensión.

Planteó que, según el informe sobre la Situación Financiera del IMSS, casi cuatro millones de adultos mayores cuentan con pensión, es decir, menos de la mitad de los integrantes de ese grupo de la población están privados de ese mecanismo que busca asegurar el ingreso del trabajador ante el retiro eventual de la vida laboral.

En ese contexto se llevó a cabo el análisis del caso, del cual se determinó que el IMSS está facultado para invocar el secreto fiscal sobre la información recabada en el ejercicio de sus facultades fiscales.

De acuerdo con la Ley del Seguro Social, los patrones, que pueden ser personas de derecho público, como el caso del Instituto Electoral del Estado de Colima, deben enterar el importe de las cuotas patronales al IMSS.

Asimismo, advirtió que la Constitución prevé que los estados, los municipios, la federación y la Ciudad de México tienen el deber de transparentar la administración de los recursos económicos, es decir, sus activos y pasivos.

En ese sentido, se concluyó que las aportaciones realizadas por el Instituto Electoral de Colima a las subcuentas de retiro y de cesantía en edad avanzada y vejez de cada uno de los trabajadores, así como el salario base reportado, no se encuentran amparadas por el secreto fiscal.

Respecto a los nombres de los servidores públicos, se determinó que éstos no podrían considerarse como dato personal confidencial, pues de acuerdo con la Ley de Transparencia, se trata de un rubro que de oficio debe ser publicado por los sujetos obligados.

En cuanto a la subcuenta de retiro y de cesantía en edad avanzada y vejez de cada uno de los trabajadores, así como el salario base reportado, se advirtió que tampoco podía considerarse un dato personal confidencial, pues las aportaciones no son hechas por los servidores públicos, sino por el Instituto Electoral con recursos públicos, por lo que la publicidad de la información abona a la rendición de cuentas.

Finalmente, Cano afirmó que la transparencia en el presente caso, permite conocer el actuar de una institución del Estado mexicano en su calidad de patrón, en el cumplimiento de su obligación de realizar las contribuciones puntuales al IMSS en materia de pensiones.

Por lo expuesto, el pleno del INAI revocó la respuesta del IMSS y le instruyó entregar la relación de trabajadores adscritos al Instituto Electoral del Estado de Colima, que incluya la aportación patronal a las subcuentas de retiro y de cesantía en edad avanzada y vejez, así como el salario base reportado por cada trabajador.