Un equipo del Instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa, en Carolina del Norte, Estados Unidos, descubrió que los ovarios modificados en ratas eran más efectivos que los medicamentos de terapia hormonal para mejorar la salud ósea y uterina.

Los nuevos resultados en roedores sugieren la posibilidad de bioingenería artificial de ovarios para reemplazar el tratamiento sintético hormonal en mujeres de manera más segura y natural.

“El tratamiento está diseñado para que las hormonas se liberen de acuerdo a las necesidades corporales, en lugar de que la paciente tenga que tomar una dosis específica del medicamento cada día”, señaló el autor principal del trabajo, Emmanuel Opara.

Los actuales medicamentos de reemplazo hormonal diseñados para compensar la pérdida de producción de hormonas sexuales femeninas no son recomendables para su uso a largo plazo, pues se asocian a riesgo mayor de enfermedad cardiaca y cáncer de seno, destacó UNAM Global.

Los investigadores muestran que el sistema de reemplazo hormonal basado en células es una alternativa a los fármacos, debido a su capacidad para combinar la dosis con las necesidades del cuerpo.

Además, es coherente con las normas actuales de Estados Unidos y Europa, que recomiendan que en las terapias de reemplazo hormonal las dosis sean lo más bajas posibles.