La Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), informó que de acuerdo con el pronóstico meteorológico que emite la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para las próximas 24 horas se prevé una intensa masa de aire polar que mantendrá ambiente frío a muy frío por la noche y al amanecer, principalmente en las zonas altas montañosas de la entidad.

En un comunicado, señaló que de acuerdo con el reporte del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), en la entidad oaxaqueña se espera que domine cielo despejado a medio nublado y potencial de lloviznas o lluvias dispersas (0.1 a 5 milímetros) en la Cuenca del Papaloapan, Sierra Norte y norte del Istmo.

Durante el día, se prevé que la temperatura máxima oscile entre 29 y 32 grados dentígrados en el Istmo y la Costa; sin embargo, por la noche y al amanecer se mantendrá ambiente muy frío a frío, previéndose temperaturas mínimas de menos2 a 3 grados, heladas y bancos de niebla sobre las sierra Norte y Sur, partes altas de la Mixteca y de 2 a 5 grados en los Valles Centrales.

Indicó que por el efecto de “Norte” se estiman vientos con velocidades de 40 a 60 kilómetros por hora y rachas superiores a 80 kilómetros por hora en el Istmo y Golfo de Tehuantepec, debilitándose gradualmente.

En tanto, la Coordinación Estatal de Protección Civil informó que se registró la primera tormenta invernal de la temporada, y la masa de aire frio que le dio origen afecto con bajas temperaturas gran parte del estado, las áreas más afectadas fueron la Zona Mixe, Sierra Norte y Mixteca.

Expuso que con menor intensidad estuvieron los Valles Centrales donde los valores térmicos registrados en las últimas 24 horas fueron de menos 1.3 grados en Huajuapan de León, menos 1 grado en Cuajimoloyas y de 0.5 grados en Cuajimoloyas. Lo anterior originó que se presentaran heladas y caída de escarcha en zonas mayores de 2000 metros de altura de la Sierra Norte, Zona Mixe y Mixteca.

Por ello, la dependencia, recomendó a la población tomar precauciones debido a que los bancos de niebla y neblina podrían reducir la visibilidad e influir en el tránsito de vehículos, usar adecuadamente las luces del automóvil y respetar los señalamientos de tránsito en las zonas donde se presenten estos fenómenos.

Además, exhortó a vestir ropa abrigadora y brindar especial atención a niñas, niños, personas de la tercera edad y enfermos.