Si las Fuerzas Armadas se ven obligadas por la situación del país a estar en las calles para realizar labores de seguridad, es mejor que lo hagan con la ley en la mano, advirtió el subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Roberto Campa Cifrían.

Durante la presentación de los resultados de la campaña “Corazón Azul”, con el título “Aquí Estoy”, para visibilizar la trata de personas, el funcionario de la Secretaría de Gobernación afirmó que la Ley de Seguridad Interior da certeza en la actuación de las Fuerzas Armadas.

En medio del debate sobre esta legislación, sostuvo que se trata de un documento breve, de sólo 34 artículos, por lo que exhortó a las personas a “tomarse una hora para leerla, antes de opinar” sobre el documento.

El funcionario federal afirmó que se trata de una buena ley, que define cuándo, cómo y por cuánto tiempo pueden continuar las Fuerzas Armadas haciendo labores de seguridad pública, mientras se reconoce una realidad de violencia en el país.

Acompañado por Luis Wertman Zaslav, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia y Felipe De la Torre, oficial de gestión de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNDOC), el subsecretario recordó que son muchos los factores en torno a la inseguridad.

Por ejemplo, Estados Unidos representa entre 40 y el 60 por ciento del mercado mundial de algunas drogas, lo que constituye un incentivo para el crimen organizado.

Además, hay cerca de nueve mil tiendas de armas en la zona fronteriza, mientras factores como la deserción escolar, la violencia intrafamiliar y la drogadicción entre los jóvenes, inciden en la violencia, lo cual implica un enorme poder que se sólo pueden contrarrestar las Fuerzas Armadas.

Respecto a la campaña “Corazón Azul” con el lema “Aquí Estoy”, Luis Wertman, presidente del Consejo Ciudadano, afirmó que en cuatro meses ha conseguido liberar a 20 mujeres que eran forzadas a la prostitución en un supuesto bar en la Ciudad de México.

Sin embargo, advirtió que van en aumento las llamadas a la línea telefónica para denuncias a cargo del consejo, a raíz de la campaña que se intensificó en agosto de este año, para llegar a rangos de entre 151 y 314 llamadas mensuales, la mayoría de ellas para pedir información.

A su vez, Felipe De la Torre, representante de UNDOC, afirmó que el mensaje de la campaña “Aquí Estoy”, ha sido replicada en redes sociales más de 13 millones de veces en los últimos meses, por parte de autoridades de los tres niveles de gobierno.

El funcionario advirtió la importancia de visibilizar este delito, porque es uno de los de mayor impacto a nivel internacional, por eso la campaña de difusión en la que participan varias instancias (sin exhibir directamente a las víctimas, ni personas encadenadas o bajo situaciones violentas).