En 2017 creció la confianza de los mexicanos con la banca comercial convencional y con la industria de microfinancieras, revelaron Provident y GfK.

De acuerdo con la encuesta “Bienestar económico y actitudes sobre la toma de decisiones financieras 2017”, 52 por ciento de los mexicanos refirió sentir un alto grado de confianza con la banca múltiple tradicional, 9.0 puntos por encima del mismo ejercicio del año anterior.

En tanto que 74 por ciento afirmó confiar en compañías de préstamos a corto plazo, porcentaje ligeramente mayor al 70 por ciento que lo observado en 2016.

La mayor confianza sobre el sector de Microfinanzas, explicó la compañía de préstamos personales en un comunicado, a que casi nueve de cada 10 personas encuestadas subrayó comprender completamente los costos de un préstamo a corto plazo.

De acuerdo con el director de Asuntos Corporativos de Provident, Martí Bolaños Cacho, el sector de microfinancieras juega un papel relevante en la economía de las familias y en especial de aquellas que se ubican en la base de la pirámide.

De ahí subrayó que la compañía esté comprometida en abrir espacios de empleo y de oportunidad de crecimiento personal para más mexicanos.

Como muestra de ello expuso el que la firma cuente hoy en día con más de tres mil empleados y más de 11 mil promotores comisionistas independientes, quienes contribuyen a que la población cuente con más soluciones financieras simples y personalizadas.