Para 2018, Fitch espera que el crecimiento del sector asegurador y afianzador mexicano se ubique entre 10 y 12 por ciento en términos nominales, descontando la póliza bianual de Petróleos Mexicanos (Pemex) y el ajuste a las primas de vida.

La calificadora internacional explicó que esto considera la proyección de Fitch para el crecimiento de México de 2.4 por ciento para 2018, ligeramente superior al 2.3 por ciento proyectado para 2017, que fue igual al de 2016.

El crecimiento en 2018 podría estar relacionado con la dinámica en infraestructura, proyectos que crecerán 24 por ciento según el Banco de México, impulsado por la reconstrucción posterior a los dos grandes terremotos, así como a la expansión de la cartera de créditos.

En un reporte, la agencia evaluadora apuntó que prevé que la perspectiva de calificación y del sector asegurador y afianzador son estables.

Consideró que exista un desempeño técnico y neto adecuado en el corto y mediano plazo, aunque presionado por la siniestralidad rezagada de eventos de 2017, así como un entorno económico un tanto incierto pero con niveles de liquidez.

Precisó que cualquier cambio en el perfil crediticio o la disponibilidad de los grupos financieros o de la matriz internacional para dar apoyo a sus filiales de seguros en México, podría reflejarse en la calificación de las compañías, sobre todo si la misma tiene un beneficio parcial o apoyo total.