Con la intención de garantizar que las personas en reclusión y las que cumplieron su sanción en algún centro penitenciario accedan a sus derechos, este lunes se anunció que se les restituye el derecho a las personas preliberadas a tramitar su credencial de elector con la partida jurídica.

En su cuenta de Twitter @ReinsercionSoc, el Instituto de Reinserción Social de la Ciudad de México, informó: “En conferencia de prensa para anunciar que en la Ciudad de México las personas preliberadas ya pueden obtener su credencial del @INEMexico y con ello poder restablecer sus derechos políticos e identitarios”.

Se detalló que el organismo trabajó en conjunto con el Instituto Nacional Electoral (INE) para agilizar los trámites para que las personas preliberadas puedan ejercer sus derechos de igualdad de condiciones que las personas liberadas.

El maestro del Instituto Tecnológico Autónomo de México, Miguel Sarre, experto en derechos humanos y quien participó en la conferencia para hacer el anuncio, destacó que la obtención de la credencial de elector es un paso histórico en la  recuperación de la identidad y el sentido de pertenencia.

A su vez, la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México, también presente en la reunión, agregó en @SeGobCDMX, “La Tercera Visitadora de la @CNDH, Ruth Villanueva, se pronunció porque todos los estados de la República trabajen con la visión de regresar a un piso parejo a las personas que salen de reclusión después de cumplir su sanción, como lo hace el @ReinsercionSoc”.

La titular de esa dependencia capitalina, Patricia Mercado Castro, refirió que la Comisión Intersecretarial de Reinserción Social, instalada este año para garantizar que las personas en reclusión y las que cumplieron su sanción accedan a derechos, promueve medidas como la que hoy anunció el Instituto de Reinserción.

“Gracias al Instituto de Reinserción Social se pudo concretar este acuerdo que se traduce en que la reincidencia se convierte en reinserción”, dijo.

Para dar muestra de la importancia de estas acciones, se dio a conocer como dos personas que salieron de reclusión bajo el beneficio de preliberación explicaron cómo la imposibilidad que tenían de tramitar la credencial del INE frenaba su plena reinserción, por ejemplo, para continuar sus estudios.